Fútbol sala | Segunda División B

El Sima Granada da la cara pese a caer en Melilla (1-0)

  • El conjunto de Rafa Garcia cae por la mínima ante el potente Melistar

Los jugadores del Sima, a la derecha, antes de empezar el partido. Los jugadores del Sima, a la derecha, antes de empezar el partido.

Los jugadores del Sima, a la derecha, antes de empezar el partido. / Sima Granada (Melilla)

No pudo ser. El Sima Granada cayó derrotado en Melilla ante un serio Melistar que se llevó un encuentro igualado que se decidió por un gol marcado por los norteafricanos al inicio del segundo tiempo.

En la primera parte los dos equipos intercambiaron golpes sin resultado. Los de Rafa García esperaron en media pista al conjunto local y entregaron la posesión del balón a los melillenses para tratar de tener oportunidades al contragolpe. Los granadinos intentaron jugar con sus pívots, pero la puntería no estuvo afinada de cara portería.

Por su parte, el Melistar, que controló el balón y el juego, generó más ocasiones de peligro, pero se toparon con las grandes intervenciones de Germán. Con la sombra de la quinta falta en el horizonte, el Melistar dio un paso atrás en la presión y esto permitió a los granadinos intentar forzar acciones para encontrar un doble-penalti que no llegó.

Reanudación

Tras el paso por los vestuarios, el Melistar sorprendió a los granadinos y en el minuto 23 consiguieron romper la igualdad del encuentro al culminar una gran jugada colectiva que concluyó con un balón al segundo palo que Laure acabó por empujar a la red libre de marca para colocar el 1-0 en el marcador.

El Sima no se iba a dar por vencido y sus jugadores pusieron todo su empeño en tratar de generar peligro y encontrar el gol, pero los locales, muy bien plantados en defensa, aguantaron todos los intentos rojiblancos.

A falta de cuatro minutos para el final, Rafa García puso toda la carne en el asador al colocar a Kiko como portero-jugador. Los granadinos consiguieron crear más peligro a los locales, que contaron con la aportación de su portero, que evitó la igualada.

Sin tiempo para más, el árbitro pitó el final de un partido que acabó con la incomprensible agresión del cancerbero local Yiyo a Molero, jugador del Sima Molero, que había con el guardameta en su intento de luchar por el balón en el último lance del encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios