Elecciones municipales: Pactómetro

Granada, una ciudad que sabe de tripartitos

  • El pactómetro apunta a que PP y Cs podrían sumar 14, pero no es descartarble un gobierno a tres bandas

Valenzuela (dcha.), con el alcalde de Granada, el socialista José Moratalla , en el centro, y el que fuera portavoz de IU, Baltasar Garzón. Valenzuela  (dcha.), con el alcalde de Granada, el socialista José Moratalla , en el centro, y el que fuera portavoz de IU, Baltasar Garzón.

Valenzuela (dcha.), con el alcalde de Granada, el socialista José Moratalla , en el centro, y el que fuera portavoz de IU, Baltasar Garzón.

La palabra tripartito sigue retumbando en la política granadina desde aquel célebre acuerdo en 1999 entre PSOE, IU y el Partido Andalucista para gobernar conjuntamente la ciudad con el socialista José Moratalla en la Alcaldía y tumbar a Díaz Berbel. Antes de esa unión en la ciudad de la Alhambra, la palabra tripartito tuvo su lugar en la historia con el Pacto del Eje en la Segunda Guerra Mundial o con el Acuerdo Tripartito de Madrid que dio nombre a la declaración de principios entre España, Marruecos y Mauritania sobre el Sahara Occidental.

Pero lo de Granada en 2001 fue una anomalía en una España bipartidista acostumbrada a las mayorías y donde, como mucho, lo habitual era una pinza de dos con Izquierda Unida haciendo de llave de gobierno. Luego llegó la experiencia catalana entre PSC, Esquerra e Izquierda Unida con unos ecos que también resuenan a día de hoy por diferentes cuestiones y ahora, el tripartito de la Junta (o "trifachito" según lo ha calificado el PSOE) ha vuelto a poner de modo los tríos en la política.

Claro está, que el llamado Gobierno Frankestein de Pedro Sánchez ha venido para redoblar la apuesta. Y va a ser difícil bajarse de ahí porque en una España tan fragmentada el futuro apunta a formas de gobierno a la danesa. En el caso de una capital como Granada parece que como máximo el tripartito bastaría para investir al próximo alcalde de la ciudad y que no sería necesario llegar a la fórmula del cuatripartito (que técnicamente fue lo que necesitó Paco Cuenca para gobernar en solitario estos tres años tras la era Torres Hurtado), aunque nunca se sabe hasta dónde podría llegar la fragmentación.

PP y Cs son, en base a la traslación de las generales, la pareja de gobierno más viable. PP y Cs son, en base a la traslación de las generales, la pareja de gobierno más viable.

PP y Cs son, en base a la traslación de las generales, la pareja de gobierno más viable.

El bloque PP-Cs o Cs-PP, da igual el orden, aspira en un principio a una forma más tradicional de bipartito y de juntar los 14 ediles que hacen falta para dominar la Plaza del Carmen sin tener que meter a Vox en la ecuación como les ha pasado en la Junta de Andalucía. Al igual que el PSOE espera dar un salto de votos y sumar el resto con lo que saque Podemos-IU.

Aunque, si finalmente la tendencia fuera a la baja y sacaran representación los seis partidos de la foto inicial (PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos-IU, Vamos Granada y Vox) arañándole espacio los chicos a los grande ya habría que echar mano de la calculadora con una suma de tres. El último elemento serían en ese caso Vox por el lado de la derecha y Vamos Granada por el lado de la izquierda, si pudiera agregar ese extra que impida gobernar a las derechas.

Granada podría revivir algo parecido a lo de 1999, una opción nada descartable dada lo pareja que se presenta la batalla del 26-M. Una secuela moderna de que aquel trío de gobernantes inédito hasta entonces en la ciudad y que solamente duró cuatro años hasta que el PP de Torres Hurtado empezó a campar a sus anchas en la Plaza del Carmen. Un tripartito que, todavía hoy, sigue dando que hablar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios