2011 Elecciones

A piñón fijo se llega a las urnas

  • El programa electoral de los tres partidos principales incluyen iniciativas para que los almerienses usen la bici como medio de transporte · Alpedal hace sus sugerencias.

De la pegada de carteles a las propuestas. Comienza la carrera electoral y los candidatos a la Alcaldía de Almería la recorren sobre dos ruedas con compromisos que expanden los carriles bici que ha ido ganando la ciudad en los últimos años hasta conformar itinerarios completos en pro de una capital más saludable, menos contaminante y menos abusiva en la utilización de vehículos a motor. Es la promesa que comparten los tres partidos principales. Sus candidatos, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (por el PP), Juan Carlos Usero (PSOE), y Rafael Esteban (IU), no dudan en competir y lo hacen a piñón fijo.

Los últimos estudios, como el incluido en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, avalan la necesidad de cambiar los hábitos de los almerienses. No en vano, Almería es la ciudad andaluza que más utiliza el coche particular, incluso para desplazamientos tan pequeños como los que están a la vuelta de la esquina. La saturación del centro, las dificultades para encontrar plazas de aparcamiento y la consecuente ralentización de la circulación vial y del transporte público, se suman en los programas a las siempre bien vestidas políticas medioambientales enfocadas a la reducción de las emisiones contaminantes de dióxido de carbono.

Una de las soluciones es el fomento del uso de la bicicleta. No ya como actividad deportiva, sino medio de transporte. Los ideólogos de los programas con los que los candidatos se presentan ante los votantes han mantenido contactos previos con la Asociación Alpedal, que en los últimos cinco años ha promovido las denominadas bicimanifestaciones consiguiendo un nutrido (y apetecible), número de seguidores.

El resultado es la inclusión de proyectos para la próxima Corporación en el programa electoral. En el caso de Luis Rogelio, que se presenta a estos comicios tras ocho años de Gobierno municipal, su tarjeta de presentación ostenta parte de la tarea cumplida. Las últimas obras ejecutadas han aportado a la ciudad 30 kilómetros de carriles bici en total con los tramos de El Toyo, Retamar, el desdoblamiento de la Nacional 340, el habilitado sobre la superficie del aparcamiento subterráneo Padre Méndez o la iniciativa pionera en España de la denominada Zona 30 de la Rambla Amatisteros y alrededores de la calle Granada. Pero la tarjeta tiene un debe para los candidatos adversarios o un apéndice de continuidad, si quien la lee es el PP.

Los carriles bici carecen de conexión entre ellos, por lo que difícilmente pueden constituir una alternativa al coche pues, como remarca Esteban, "no van a ningún sitio", por lo que, como opina Usero, es necesario elaborar un plan de movilidad. Luis Rogelio promete al electorado continuar ampliando los kilómetros de carriles bici con el objetivo de conectarlos entre sí haciendo largos recorridos con los que llegar, entre otros destinos, desde las Almadrabillas hasta Retamar y El Toyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios