2015 Elecciones Municipales

La campaña se pone tensa en la Alpujarra

  • El PP de Lanjarón desmiente al PSOE tras denunciar una multa al candidato 'popular' por utilizar recursos con fines propagandísticos

El PSOE denunció ayer una supuesta aparición de una multa impuesta por la Junta Electoral de Zona de Órgiva al alcalde de Lanjarón y candidato del PP, Eric Escobedo, por utilizar recursos oficiales del Ayuntamiento para hacer propaganda electoral. En la resolución se obliga al regidor a pagar una multa de 300 euros por infringir la ley electoral al usar medios institucionales para fines partidistas. Sin embargo, Escobedo desmintió por la tarde los argumentos del PSOE y explicó que en el objeto de la multa no era el citado. "Consideramos que está causando un perjucio a la imagen de nuestro partido que se nos achaquen conductas que no han sido sancionadas por la junta electoral. El PP de Lanjarón ha interpuesto recurso contra la sentencia en cuestión", manifestó el alcalde lanjaroneño.

"El PSOE de Lanjarón miente a la opinión pública tras una resolución de la Junta Electoral, ya que el PP ha sido sancionado por repartir una tarjeta-imán de presentación de Eric Escobedo, pero no por utilizar recursos municipales para hacer propaganda", se defendieron los 'populares' de Lanjarón respecto a la multa.

En concreto, según la citada resolución que sacó a la luz el PSOE, Escobedo habría distribuido, de manera individualizada entre los vecinos, tarjetas en las que aparece su nombre, su foto, las siglas de la formación política a la que pertenece y el eslogan de campaña junto al número de teléfono asignado en su condición de alcalde y a una dirección de correo electrónico contratada también por el Ayuntamiento para tareas institucionales.

Tanto el teléfono móvil como el correo electrónico que aparecen en el material distribuido suponen un coste para el erario público, por lo que "se evidencia una utilización indebida de estos recursos y una vulneración de la legislación electoral", según esgrimieron desde el PSOE.

Los socialistas criticaron el uso del nombre del Ayuntamiento con fines partidistas y lamentan que el alcalde utilice en beneficio propio recursos que pertenecen a todos y que sufragan de su bolsillo todos los vecinos. A su juicio, la alcaldía de cualquier localidad, independientemente de quien sea su titular en un momento concreto, es una institución pública y sus recursos no pueden ser instrumentalizados ni aprovechados para hacer propaganda electoral ni autobombo.

Es una de las varias polémicas que suceden en la Alpujarra durante el comienzo de la campaña. Otro ejemplo ha sido que el PSOE de Órgiva ha puesto en conocimiento a la Junta Electoral de la colocación de carteles de la formación de Ciudadanos encima de los carteles de los socialistas. Un hecho, considerado por la alcaldesa y número uno del PSOE de Órgiva, María Ángeles Blanco, de "poco democrático para la época en la que nos encontramos. Esperamos que la Junta Electoral actúe como se merecen", añadió la edil.

Fueron los dos acontecimientos más tensos de una campaña alpujarreña que durante el fin de semana tiene poca actividad de los partidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios