Cataluña

Luz verde a la primera ley de Torra en 14 meses de legislatura

  • El 'president' admite las "contradicciones" en el secesionismo por los pactos de Esquerra con el PSC

Quim Torra, en el Parlamento catalán. Quim Torra, en el Parlamento catalán.

Quim Torra, en el Parlamento catalán. / Andreu Dalmau. EFE

El Pleno del Parlamento catalán aprobó por unanimidad el proyecto de ley de creación de la Agencia Catalana de Salud Pública, que restituye la personalidad jurídica de este organismo que fue suprimido en 2014, lo que supone la primera ley impulsada por el Govern de Quim Torra.

La legislatura del Parlament comenzó en enero de 2018, pero hasta mayo de ese año no se formó el Ejecutivo de Torra, que ha tardado 14 meses en aprobar su primera ley. Hasta ahora, la Cámara catalana no había aprobado ningún proyecto de ley a propuesta del Ejecutivo, ya que hasta ahora todas las iniciativas legislativas que había aprobado el Parlament habían sido a iniciativa de los grupos.

Con esta ley se crea de nuevo la Agencia Catalana de Salud Pública como un organismo autónomo con personalidad jurídica propia, después de que fuera suprimido como ente en 2014 por el Govern de Artur Mas. Así, la agencia recupera la autonomía administrativa con funciones ejecutivas y de gestión de los servicios de salud pública, y tendrá la función de ejecutar las políticas de salud de manera coordinada con las consellerias y organizar las actuaciones de los centros sanitarios, entre otras.

En la sesión de control, Torra admitió que las fuerzas independentistas catalanas están atravesando por momentos de "contradicciones" y reclamó que sean las mínimas posibles. El president se pronunció en estos términos en plena polémica entre ERC y JxCat porque los segundos han firmado un pacto con el PSC para gobernar la Diputación de Barcelona.

La crisis entre ERC y JxCat por la gobernabilidad del ente provincial salió veladamente en la sesión de control: tanto el líder de ERC en la Cámara, Sergi Sabrià, como Torra, de JxCat, se refieron a ella, pero en todo momento sin mencionar la palabra clave: Diputación.

Sabrià afirmó que existe una represión del Estado hacia el independentismo que debería obligar a este movimiento político a unir fuerzas en todas las instituciones, una crítica implícita al pacto de JxCat con el PSC. "Tenemos que estar a la altura en todas las instituciones del país. Hagámoslo porque ésta será la mejor manera de combatir la represión, ¿verdad, presidente?", interpeló Sabrià a Torra.

Éste aceptó hablar de la polémica de la Diputación pero también evitando citarla directamente, y avisó a Sabrià de que ningún actor independentista se libra de las contradicciones, una crítica implícita por los pactos de ERC con el PSC en los ayuntamientos.

En cualquier caso, JxCat y PSC mantienen el pacto que firmaron para la Diputación, con Núria Marín a la cabeza, en la víspera del Pleno de constitución de esta institución provincial, precedido de una crisis entre las fuerzas soberanistas. Las apelaciones públicas entre JxCat y ERC para trabajar por la unidad soberanista no se concretaron en un acuerdo para revertir el pacto firmado el pasado viernes entre el espacio postconvergente y ERC. Para replantearse el pacto con los socialistas, JxCat sigue exigiendo a ERC que se comprometa a revertir todos los acuerdos del PSC en las alcaldías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios