Alfombra roja de los Oscar Charlize Theron, la más bella de una noche muy elegante

  • El vestido azul claro de Dior de Theron y el dorado de Carolina Herrera de Glenn Close llamaron la atención en un desfile sin estridencias.

Durante las tres horas de desfile sobre la alfombra roja de la 91 edición de los Oscar se vieron estilismos para todos los gustos, unos mejores que otros, pero la ganadora por estilo y belleza fue indiscutible: Charlize Theron. Se cambió para entregar uno de los galardones, pero el ajustado vestido en tono azul claro, con la espalda descubierta, de Dior que llevó para posar en la red carpet fue el ganador de una noche en la que la elegancia fue la máxima. Theron acompañó su impecable look con joyas de Bulgari, y no hizo falta más.

Rachel Weisz generó opiniones para todos los gustos. Llevaba un original vestido rojo de Givenchy, con una falda estructurada en la parte superior y un cuerpo que asemejaba vinilo. Colorido, llamativo pero sin pecar en lo exagerado, entra en el ranking de las mejor vestidas.

Emma Stone, espectacular a la pare que sencilla con un diseño de Louis Vuitton y joyas de Louis Vuitton High Jewelry Collection, llegó a la ceremonia con su pareja Dave McCary.

El vestido dorado de Carolina Herrera que llevó Glenn Close estaba a la altura de la veterana intérprete. No en vano estaba hecho a medida y fue elaborado a mano con nada menos que cuatro millones de cuentas. Close lo contó a los medios de comunicación durante su paso por la alfombra.

En la alfombra roja de los Oscar no faltan este año los rostros españoles. Rodrigo Sorogoyen, director de Madre, llegó del brazo de Marta Nieto, su pareja y protagonista del corto. Marta estaba espléndida con un vestido de Delpozo, con escote semitransparente con apariencia de blusa y por otro el vestido de aplicaciones brillantes y bordado de flores que se alarga hasta los pies y joyas de Bárcena. También estuvo Ariadna Gil, con un discretísimo vestido negro de Cortada, de la mano de su pareja, Viggo Mortensen y el hijo de él. 

Regina King, de El blues de Beale Street, reivindicó el poder femenino con un elegantísimo vestido blanco de Oscar de la Renta y joyas de Chopard.

Bradley Cooper, de Ha nacido una estrella, vivió la noche en familia. Con su pareja, la modelo Irina Shayk, con un ajustado vestido negro con detalles de flecos en dorado, y su madre Gloria.

Con un ceñido vestido plateado de Tom Ford, Jennifer López participó en la gala haciendo entrega de uno de los premios. 

Lady Gaga, protagonista de Ha nacido una estrella, recordó con su look a las estrellas clásicas de Hollywood. Un revival conseguido con un vestido de Alexander McQueen y un espectacular collar de Tiffany & Co con mucha historia, pues la última en lucirlo fue Audrey Hepburn en 1962 (para un cartel publicitario de la película Desayuno con diamantes).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios