Granada

El AVE con Sevilla llegará al mismo tiempo que el de Madrid

  • Se mantendrá el tren convencional, pero no funcionará hasta el arreglo del enclave de Íllora

El tren de alta velocidad que unirá Granada con Córdoba y Sevilla es de la Serie 104 de Renfe. El tren de alta velocidad que unirá Granada con Córdoba y Sevilla es de la Serie 104 de Renfe.

El tren de alta velocidad que unirá Granada con Córdoba y Sevilla es de la Serie 104 de Renfe. / GRANADA HOY

El Ministerio de Fomento implantará un TAV (Tren de Alta Velocidad) entre Granada, Córdoba y Sevilla coincidiendo con la llegada del AVE con Madrid el próximo junio de 2019. Ese es el proyecto que maneja la administración de infraestructuras del país, de las que fuentes cercanas certificaron a esta redacción que este servicio de alta velocidad con la capital de Andalucía mantendrá el servicio complementario a través de la línea convencional.

El servicio que se implantará se denomina Avant, y ya funciona conectando Sevilla y Málaga a través de la línea del AVE. Bajo esta marca de Renfe, la compañía opera los servicios de media distancia, normalmente dentro de cada comunidad autónoma. Los convoyes que se usan dentro de este servicio alcanzan velocidades máximas de 250 kilómetros por hora, lo que reducirá el viaje entre Granada y Sevilla a dos horas, una menos de lo que tarda el ferrocarril por vía convencional. Estos trenes no son exactamente los AVE que cubren largas distancias, como serán los que funcionen entre Madrid y Granada en junio de 2019, como anunció el Ministro de Fomento José Luis Ábalos hace unas semanas. Se trata de trenes de la Serie 104, convoyes eléctricos fabricados por las marcas Alstom (francesa) y CAF (española) a partir de los diseños tipo Pendolino desarrollados por la filial ferroviaria de Fiat. Este tipo de trenes realizan también el trazado Málaga-Córdoba-Sevilla, Madrid-Toledo y Madrid-Ciudad Real-Puertollano.

El servicio Avant usa trenes Serie 104 que circulan a una velocidad de 250 km/h

El coste medio del billete suele ser 20 euros más caro que el convencional. Por ejemplo, el Avant Sevilla-Málaga cuesta 43,6 euros para solo un trayecto, mientras que el media distancia convencional, con trenes diesel, costaría 24,1 euros. Si el usuario deseara comprar el billete de ida y vuelta, los descuentos son mayores que en el convencional.

Este último servicio se mantendría, según pudo saber esta redacción, ya que Fomento no tiene previsto hacer desaparecer el trazado por vía convencional. Eso sí, éste no circulará hasta que no se solucione el problema de seguridad del enclave de Íllora, que arroja unos parámetros que impiden operar a los trenes tradicionales, pero no a los de alta velocidad. Esto no afectaría tampoco a la intención de los responsables políticos de la provincia de recuperar el servicio de cercanías con Loja y Guadix. En todo caso, la línea convencional mantendría su uso también para el transporte de mercancías, ya que el trazado forma parte del Corredor Mediterráneo, que atravesará la provincia entre Almería y la ciudad lojeña, según explicaron fuentes de Renfe a este periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios