Política

Ana Villaverde, la ‘resistencia’ granadina en la crisis interna de Adelante Andalucía

  • La parlamentaria es una de las tres que 'se ha salvado' de las expulsiones de la formación, entre las que se encuentra la de Teresa Rodríguez y otros siete diputados, ratificadas en la Mesa del Parlamento

  • La diputada andaluza por Granada mantiene que la decisión de echar a sus compañeros del grupo parlamentario ha sido "absolutamente antidemocrática"

La parlamentaria andaluza por Granada de Adelante Andalucía, Ana Villaverde. La parlamentaria andaluza por Granada de Adelante Andalucía, Ana Villaverde.

La parlamentaria andaluza por Granada de Adelante Andalucía, Ana Villaverde. / Raúl Caro/EFE

Una disputa, una supuesta tregua, una confrontación política por el poder, una separación amistosa y un giro de guión que termina por convertirla en el foco de atención ante una guerra de ceses y reproches para demostrar quién lleva razón. Si Adelante Andalucía nació con el objetivo de convertirse en una fuerza "consolidada como la alternativa al PSOE; un dique de contención de las derechas y una confluencia para dar voz a Andalucía a todos los niveles", finalmente parece haberse convertido en la protagonista de una novela que ahora tiene por banda sonora la canción Pesadilla en el Parque de Atracciones del grupo granadino Los Planetas. Y es que los movimientos de los últimos meses ya hacían que más de uno esperara que esto ocurriera tras las tácticas sucias de acoso y derribo dentro de la confluencia de izquierdas, que terminaron por hacer que todo saltase por los aires este miércoles, tras la expulsión ratificada en la Mesa de la Cámara andaluza de ocho de sus diputados, entre ellos Teresa Rodríguez, criba de la que se han salvado, de momento, solo tres diputadas que no pertenecen a IU, entre las que se encuentra la parlamentaria por Granada, Ana Villaverde.

"No tendríamos que estar hablando de esto sino de los problemas gravísimos que tiene Andalucía. En lugar de eso, nos encontramos cómo IU y Podemos han tomado una decisión antidemocrática que antepone los intereses de sus partidos para mantenerse en las instituciones por delante de los problemas que tenemos", aseguró ayer a Granada Hoy Villaverde. Y es que la parlamentaria, que pertenece al grupo de Anticapitalistas que, junto a Podemos e IU, conforma Adelante Andalucía, mantiene que la decisión ejecutada el miércoles "dinamita el entendimiento y las posibilidades de acuerdo".

La crisis interna de Adelante Andalucía se remonta meses atrás y tuvo dos puntos clave: la salida de Antonio Maíllo de Izquierda Unida y su relevo por Toni Valero y la ruptura de Teresa Rodríguez con Podemos, que hizo a Martina Velarde ponerse al frente de la formación morada en Andalucía.

Cuando se consumó la separación de Rodríguez y la formación Pablo Iglesias, el ala Anticapitalistas de Adelante Andalucía mantenía que existía "voluntad de acuerdo" pese a las discrepancias políticas que habían propiciado dicha situación. Hubo intentos de negociación a dos bandas, con Velarde (Podemos), por un lado, y con Valero (IU), por otro, que no llegaron a buen puerto, sobre todo con el segundo. Y es que a diferencia de lo que había defendido Maíllo –alejarse del PSOE de Susana Díaz, según los anticapitalistas–, IU habría virado su postura para ir al unísono con Podemos, su socio a nivel nacional, de cara a un futurible cogobierno con el PSOE.

El distanciamiento se debía a "discrepancias políticas", según Anticapitalistas, pero lo cierto es que la crisis comenzó a agudizarse cuando el sector afín a Teresa Rodríguez, tras la salida de esta de Podemos, quitó las claves de las redes sociales de Adelante Andalucía a IU, algo que según Rodríguez ocurrió después de que IU "intentara sacar dinero sin avisar de las cuentas de Adelante".

Con la guerra cruzada y pese a la salida amistosa que habían pactado y sellado con un vídeo Teresa Rodríguez y el propio Pablo Iglesias, las desavenencias prosiguieron hasta el punto de que este lunes una reunión hiciese que todo saltase por los aires. Mientras que el movimiento de los anticapitalistas estaba enfocado en tratar de cesar a Inmaculada Nieto (IU) de la portavocía de Adelante Andalucía, Podemos –que se quedó sin representación en la Cámara andaluza tras la salida de Rodríguez y sus afines– propició un giro de guión.

La formación morada adelantó por la derecha a cualquier posible movimiento y, como se avanzó en este diario y el resto de cabeceras de Grupo Joly, el miércoles hizo llegar a la Mesa del Parlamento andaluz la solicitud para expulsar de Adelante Andalucía a Teresa Rodríguez y otros siete diputados ubicados dentro del espectro de Anticapitalistas, con el fin de que pasasen a ser diputados no adscritos. Esta petición salió adelante gracias a los votos de PSOE y Vox, así como la abstención de Ciudadanos.

"Esto obedece a que al resto de partidos del espectro parlamentario les viene bien quitarse de en medio a los diputados que representan a una izquierda molesta, incómoda e irreverente", indicó la parlamentaria granadina Ana Villaverde, que aseguró que "Teresa Rodríguez ha sido un problema porque ha representado la principal oposición a Susana Díaz durante la anterior legislatura. Al PSOE es al que mejor le viene esto".

Según mantiene Villaverde, toda esta situación viene dada por las discrepancias políticas respecto a un "futuro pacto de gobierno entre el bloque de Unidas Podemos y el PSOE andaluz", algo que chocaría con uno de los principios con los que nació Adelante Andalucía: "Cuando iniciamos el proyecto había dos cuestiones que estaban en la base fundacional: que no íbamos a cogobernar con un PSOE que durante 37 años ha sido responsable con la situación que vivimos en Andalucía y la necesidad de constituir un sujeto propio andaluz para defender los intereses de Andalucía a todos los niveles y ponerla en el centro", indicó Villaverde.

Según la parlamentaria granadina, "esas eran las dos cuestiones fundacionales con las que entonces IU estaba de acuerdo. Todos recordamos cómo Antonio Maíllo hablaba en referencia a Susana Díaz y decía que quien no la conozca que la compre. Estaba claramente a favor de estos dos planteamientos. Son ellos quienes ahora han cambiado de posición y aún así siempre hemos querido que cualquier ruptura se centrase en estas diferencias políticas".

Para Villaverde, "entendíamos que era posible una separación amistosa, porque hay muchas cuestiones que nos unen y nos unían". Si bien, "la sorpresa ha venido cuando nos encontramos de la noche a la mañana este cambio de actitud y una actuación absolutamente antidemocrática, lo ha dicho hasta el letrado mayor del Parlamento". Y es que pese a ser una de las tres diputadas que se ha salvado de la criba –también prosiguen Maribel Mora y Mari García Bueno–, Villaverde entiende que "una actuación como la que han llevado a cabo dinamita el entendimiento y las posibilidades de acuerdo. Tanto en mi caso, como en el de las otras tres compañeras, entendemos que el único motivo por el que no hemos sido expulsadas, al menos todavía, es que se evidenciaría que hay una minoría de seis parlamentarios expulsando de facto a once diputados". Precisamente, las ocho expulsiones han sido recurridas en la Mesa del Parlamento, según indicó Villaverde, ya que el siguiente paso sería acudir a los Tribunales.

De momento, así queda la situación en una Adelante Andalucía totalmente rota, en la que esta representante granadina se mantiene como una de las tres últimas de la resistencia, que tendrá que esperar para ver si, parafraseando de nuevo a Los Planetas, sacan algo bueno de todo este enredo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios