Granada

Arquitectas en una casa de cristal

  • Loreto Spá y Adelina Salinas se sirven en sus investigaciones de 'la casa transparente' para mostrar el lado más humano e íntimo del hombre

Comentarios 1

"Las nuevas generaciones tenemos una mente más abstracta por habernos movido en espacios virtuales como Internet", explica Loreto Spá Vázquez, arquitecta e investigadora de la transparencia en la arquitectura. Esta nueva mentalidad hace que "nos sintamos más a gusto en casas sin tantas referencias históricas o familiares; y la casa de las transparencias, con esos reflejos, esas ambigüedades, su versatilidad... es perfecta para estas nuevas generaciones", afirma.

Las dos jóvenes granadinas son las autoras de una investigación que se presentó en el Congreso Excellence in the Home, en Londres, un foro de investigadores, estudiosos y artistas que promueve un lugar primordial para la casa y la economía del hogar, a la vez que la combinación de las necesidades colectivas con las singulares. Spá, además hace realidad en su propio estudio y en sus trabajos esta filosofía que defienden en esta investigación: un hogar transparente para el crecimiento personal.

"Los jóvenes convertimos un salón en otra habitación o en un estudio. No nos gustan las cosas demasiado cerradas, estipuladas; sino que tendemos más a la flexibilidad personal", reconoce Adelina Salinas Clemente estudiante de quinto de Arquitectura.

Ambas arquitectas entienden la historia del hombre unida a la evolución del concepto casa. Y ven la arquitectura a escala del hombre: una creación hecha por y para él. "No nos importa la arquitectura si no es humana, si no está concebida para el hombre", apuntan.

Spá y Salinas se han unido para hacer una investigación en la que unen la arquitectura con la faceta más humana del hombre, su intimidad, a través de las transparencias. Entienden la casa como "el medio donde se desarrolla el hombre según la doble cualidad de su intimidad: la tendencia efusiva y comunicadora, y la tendencia a la inmanencia y la protección del mundo interior", explican en su trabajo. El lugar donde habite la persona debe permitir el desarrollo de ambos aspectos: la proyección personal y el refugio de lo íntimo. Como ejemplo de casa que consigue esta unión señalan la casa transparente contemporánea del estudio de arquitectura Sanna (Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa).

A través de la transparencia, la casa se proyecta a su alrededor, no termina en sus límites sino que se une a su entorno. "Al igual que nos proyectamos en la ciudad con nuestro movimientos, nuestra forma de vestir o nuestros colores, la vivienda nos proyecta a través de los materiales translúcidos, transparentes, serigrafías o cortinajes", destaca Spá.

Los espacios virtuales, la simulación, tiende a desmaterializar los soportes de la Humanidad, así también la arquitectura tiene a desmaterializarse con el uso de estas transparencias. Se produce un collage entre el interior y el exterior. La intimidad creativa y dinámica de los habitantes de una casa enriquece el ámbito de la ciudad. Y la versatilidad de los nuevos materiales permite desarrollar más la intimidad creativa de esas personas, adaptándolas a ellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios