Economía | El constructor Ávila Rojas lidera la lista de Granada de grandes morosos de Hacienda Ávila Rojas y su repetición en la lista de grandes morosos de Hacienda

  • Los apellidos del conocido constructor aparecen con dos empresas (constructora e inmobiliaria) y como persona física, aunque incide en que está intentando saldar su deuda con la Agencia Tributaria

Imagen de archivo de la constructora Ávila Rojas Imagen de archivo de la constructora Ávila Rojas

Imagen de archivo de la constructora Ávila Rojas / G. H.

Cuando el futbolista Neymar da Silva Santos, más conocido como Neymar Jr, nació en 1992, el empresario granadino José Ávila Rojas (nacido en 1943) ya poseía un imperio creado a base de ladrillo y repetido a lo largo ancho de la provincia con carteles con sus apellidos allí donde ponía la pica. También empezaban a fraguarse sus problemas en los tribunales que acabarían con el imperio desmoronado en la década de los 2000 y el caso Malaya como puntilla. Los nombres de Neymar y de José Ávila Rojas se cruzan ya en la lista de grandes morosos de España, ese documento que cada año publica la Agencia Tributaria para señalar a las sociedades y a las personas físicas que deben más de un millón de euros al fisco.

La reiteración de Ávila Rojas en sus diferentes versiones (inmobiliria, constructora y como persona física) es un clásico en esta lista que lleva publicando Hacienda varios años y en la que prácticamente se van repitiendo de año en año los mismos nombres de sociedades y de empresarios que han quedado marcado en esa lista de defraudadores con preeminencia de constructores así como de empresas vinculadas al boom del ladrillo, aunque también otras relativas al ocio como El Huerto de Juan Ranas o la Real Sociedad de Hípica de Granada o la sociedad Neptuno SL vinculada al centro comercial y a la famosa discoteca.

El constructor José Ávila Rojas aparece con sus apellidos hasta en tres ocasiones con los 2,2 millones de Ávila Rojas Construcciones, los 7,3 de Inmobiliaria y Constructora Ávila Rojas y los 2,3 millones de euros de deuda del propio José Ávila Rojas como persona física que culminan el expediente de morosidad del constructor granadino. El constructor afirma que está intentando saldar su deuda como persona física con Hacienda, ya que las otras dos empresas están sin actividad.

A estos apellidos, a nivel local hay que sumar los ya clásicos de García Galindo, la empresa de Granada que más debe (12 millones), los de José Julián Romero que rebaja su deuda de la sociedad J Julián Romero Consulting por debajo ligeramente de los seis millones.

Son algunos de las decenas de nombres de empresas con registro mercantil de Granada y de empresarios locales que salpican esta lista en la que aparecen quienes, a 31 de diciembre de 2019, tienen deudas con la Administración Tributaria superiores al millón de euros, y que no se encuentran ni aplazadas ni suspendidas por cualquier motivo legalmente previsto.

Por otro lado, en la lista aparece la sociedad CCF 21 Negocios Inmobiliarios, cuya deuda alcanza los 92,8 millones siendo una de las diez que más debe a Hacienda. Esta empresa, que en su día fue propiedad del granadino Carlos Sánchez, está también ligada a esa bola gigante de corrupción que fue el caso Malaya en la que estuvo implicado José Ávila Rojas. Sin embargo, el constructor asegura rotundamente que no tiene ninguna vinculación a la sociedad CCF 21.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios