Instituciones Penitenciarias

Denuncian al director de la cárcel de Albolote por "vulnerar los derechos de los trabajadores"

  • El CSIF ha señalado que la Dirección asignó funciones de alta responsabilidad a funcionarios en prácticas bajo la excusa de una “situación de máxima alerta”

Entrada principal al Centro Penitenciario de Albolote Entrada principal al Centro Penitenciario de Albolote

Entrada principal al Centro Penitenciario de Albolote / G. H.

Comentarios 0

El sindicato CSIF Granada ha presentado una denuncia ante el juzgado de Instrucción nº 6 de Granada contra el director del Centro Penitenciario de Albolote, Jaime Hernández, por "vulneración de los derechos de los trabajadores". Esto se fundamenta en los hechos ocurridos en los meses de diciembre y enero en la prisión granadina, cuando hubo una oleada de bajas médicas en el centro penitenciario.

Según recoge la denuncia, durante ese periodo, la dirección del centro dio “orden directa de incorporación inmediata al puesto de trabajo a los funcionarios, obligándoles a cumplir turnos y jornadas laborales por más de 24 horas, incumpliendo los descansos mínimos establecidos por ley, y obligándoles a realizar turnos de trabajo dobles”.

El responsable de Administración General del Estado (AGE) del sindicato, Francisco Amaya, ha criticado la “grave irresponsabilidad mostrada por el director de la cárcel al asignar funciones de alta responsabilidad a los funcionarios en prácticas, sin estar acompañados y supervisados en todo momento por funcionarios de carrera con antigüedad o experiencia suficiente para hacer frente a cualquier imprevisto, poniendo en jaque su salud y seguridad al igual que la de los propios internos”.

Amaya ha denunciado que esta modificación de turnos y llamamientos a personal en prácticas “se hizo sin contar con los representantes sindicales ni con el Comité de Seguridad y Salud bajo la única excusa de cubrir las necesidades del servicio y de una situación de emergencia”.

De igual modo, el director “obligó a funcionarios que estaban indispuestos, con una recomendación médica de reposo por enfermedad, a incorporarse inmediatamente al día siguiente sin respetar turnos de trabajo ya establecidos anteriormente, modificando el calendario laboral de forma arbitraria y desatendiendo su conciliación familiar y laboral.

Todo ello mientras que los cargos directivos de la prisión disfrutaban de sus vacaciones navideñas, algo incomprensible si realmente el centro estaba sin efectivos y en situación de máxima alerta”, añade el responsable sindical.

Por todo ello, CSIF considera estos hechos propios de una "actitud abusiva, injustificada e irresponsable por parte de la dirección", que pudo evitarse con una organización previa de los turnos de trabajo y distribución del personal sin vulnerar los derechos de los trabajadores.

Ante esta denuncia, la Inspección Provincial de Trabajo ya ha requerido al centro penitenciario a realizar, en un plazo máximo de tres meses, una evaluación de riesgos psicosociales actualizada con la participación de los delegados de prevención tras conocer que esta situación ha generado episodios de estrés y ansiedad entre la plantilla de la prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios