Contaminación

La limitación de velocidad se extiende: la Circunvalación bajará a 90 km/h

  • La capital inicia la señalización de límite 30 en todos sus accesos, por lo que superar la velocidad ya irá acompañado de sanción

Nuevas señales Nuevas señales

Nuevas señales

Comentarios 7

Granada ya es una ciudad límite 30. Estos días se está completando la instalación de las nuevas señalizaciones en 33 puntos de entrada a la ciudad, que se suman a los que ya hay en la zona 30 del centro de Granada. Una señalización que da ya la orden de no superar esta velocidad en todo el término municipal, según se decidió el pasado 1 de marzo.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha visitado esta mañana la zona de Camino Bajo de Huétor, donde ya está señalizado tanto verticalmente como horizontalmente. "Ya estos días se está señalizando que estamos en una ciudad límite 30 km/h y que no se puede superar en ningún punto. A la señalización en los accesos se irá añadiendo más señales específicas", ha asegurado el alcalde.

Zonas de acceso en las que se señalizará la velocidad Zonas de acceso en las que se señalizará la velocidad

Zonas de acceso en las que se señalizará la velocidad

Los 33 puntos de señalización estarán en las entradas de Cenes, Huétor Vega, Cájar y La Zubia, Ogíjares, Armilla, Churriana, Bobadilla, Polígono El Florío, la A-92G, Maracena, Pulianas, Jun, Víznar y El Fargue, además de las salidas de la Cincunvalación en la capital. 

Pero no quedará ahí. Cuenca ha anunciado esta mañana que también han pedido al Gobierno central que reduzca la velocidad en la Circunvalación de Granada hasta los 90 kilómetros por hora. "Hemos tenido varias reuniones y le hemos planteado la medida al Ministerio, que nos ha dado el sí verbalmente, por lo que esperamos que empiecen a cambiar la señalización en breve", ha dicho el alcalde.

La limitación a 30 km/h en la ciudad se ha comunicado ya también a los alcaldes del Cinturón dentro del compromiso de trabajo conjunto pactado en una reunión de alcaldes "para que sepan que Granada trabaja por pacificar el tráfico y limitar las emisiones de CO2".

Así, la medida de no circular por el término municipal a más de 30 km/h se hace ya obligación una vez instaladas las señales. "Ahora cualquier exceso de velocidad supondría una sanción", ha informado el alcalde. De hecho, se vigilará el cambio con las cámaras ya existentes -no se van a poner nuevas- y los agentes de Policía tienen ya la orden de controlar la velocidad.

"Ir a 30 es una velocidad normal de paso. Pacifica también el ruido y reduce las emisiones ya que ir despacio genera menos contaminación", ha matizado Cuenca, que asegura que el cambio requiere una "conciencia colectiva" para hacer una "ciudad más amable y menos contaminada".

Se cumple así el compromiso del equipo de Gobierno de tomar medidas para paliar las "dificultades de contaminación" que afectan al término municipal, entre ellas la incorporación progresiva de vehículos híbridos, la sustitución de calderas y esta limitación de velocidad de vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios