Instalación deportiva de la UGR

La Delegación de Estudiantes pide priorizar la apertura de la piscina de Fuentenueva

  • La remodelación del vaso tiene un presupuesto de algo más de tres millones de euros

Estado de la piscina de Fuentenueva. Estado de la piscina de Fuentenueva.

Estado de la piscina de Fuentenueva. / R.G.

La Delegación de Estudiantes de la Universidad de Granada (UGR) ha considerado "una prioridad" la reapertura de la piscina olímpica del Campus de Fuentenueva, que lleva unos cinco años cerrada, por lo que enriquecería, desde las perspectiva deportiva y de ocio, a la comunidad académica.

Así lo ha indicado, en declaraciones a Europa Press, el nuevo coordinador general de Estudiantes de la UGR, Alejandro Palomino, que ha valorado lo que puede dar "de sí", también para el resto de vecinos de la ciudad, una infraestructura deportiva como esta piscina, que es la "única" de sus características en el centro de Granada.

La piscina, según el presupuesto para este año de la Universidad de Granada, requiere de un presupuesto para su reforma de algo más de 3 millones de euros. En el claustro universitario del pasado mes de diciembre, a preguntas de los claustrales, la rectora, Pilar Aranda, indicó que se había intentado negociar la remodelación de la instalación deportiva, sin llegar a acuerdo con la empresa que acometió las obras del Metro en el campus.

El representante estudiantil ha considerado que han faltado apoyos por parte de las administraciones con las que el Rectorado ha tratado de coordinar acciones para la reapertura y la subsanación de los problemas que presenta la instalación.

La rectora y única candidata a la reelección, Pilar Aranda, llevará en su programa, en este sentido, el proyecto de la piscina olímpica de Fuentenueva, después de distintas gestiones para activarla en este primer mandato, que comenzó en 2015.

Para Palomino, que ejerce como coordinador de Estudiantes desde principios de este mes de abril, es importante que el modelo para el uso de la piscina sea similar al que había hasta su cierre, con las instalaciones "modernizadas", cubierta en invierno, y descubierta en verano. Se trata de que "se pueda utilizar todo el año", recoge Europa Press.

Con la "llegada del calor", la piscina de Fuentenueva era un aliciente para los estudiantes, ha señalado el coordinador, que ha reivindicado también, en materia deportiva, la construcción de un gimnasio cubierto en el mismo campus universitario. 

Alejandro Palomino ha señalado que desde la Delegación esperan poder abordar este y otros proyectos con Pilar Aranda, que revalidará al frente de la institución tras las elecciones a rectora del 8 de mayo, y ha considerado que la UGR necesita reforzar los canales de participación de los estudiantes, en cuestiones como el calendario académico.

En concreto, pide que, "como mínimo", la normativa se respete, en temas como los plazos que deben de cumplirse entre convocatorias ordinarias y extraordinarias de exámenes, cuando un alumno hace una reclamación.

También reivindica que se tenga más en cuenta la Delegación, y que en el Gobierno de la UGR se atienda más "la voz de los estudiantes", lo cual también garantizará que los que alumnos de nuevo ingreso "cojan el mando" de su representación, una tarea en la que "cada año hay menos" alumnos en los distintos centros.

Tras la dimisión de su antecesor, Palomino, de la Facultad de Ciencias, ha tomado posesión este pasado viernes de su cargo, en el que estará hasta diciembre, cuando podría volver a presentarse para un nuevo mandato de dos años.

El proyecto con el que se presentó al cargo se basó en la comunicación de la Delegación de Estudiantes tanto interna como externa, así como en devolverla a "quienes deben decidir el rumbo de la misma: los estudiantes", según señaló, tras su nombramiento, en una nota, en que planteó una representación estudiantil "a pie de aula, que rinda cuentas de sus actuaciones, y que esté al servicio" del alumnado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios