Granada

Desescalada: Lo que se juega Granada con el paso a la fase 3 el lunes 8 de junio

  • Además de las nuevas libertades, hay otras implicaciones sociales, económicas y políticas, como qué Administración toma la mando o el posible aislamiento del resto de la Comunidad en plena campaña turística

Desescalada: Lo que se juega Granada con el paso a la fase 3 el lunes 8 de junio Desescalada: Lo que se juega Granada con el paso a la fase 3 el lunes 8 de junio

Desescalada: Lo que se juega Granada con el paso a la fase 3 el lunes 8 de junio / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

La fase 3 de la desescalada no es un paso más. Este último escalón se ha convertido en un salto de calidad que tiene muchas implicaciones sociales, económicas y políticas. De lo que decida el Ministerio de Sanidad respecto a las provincias andaluzas que podrán avanzar el próximo lunes 8 de junio dependen cuestiones tan importantes como que Granada se mantenga o no aislada del resto de Andalucía, y si se mantendrá bajo el mando del Gobierno o pasará a depender de la Junta de Andalucía para las decisiones clave.     

Es previsible que a partir del 8 de junio, la mayor parte de Andalucía entre en la fase 3 de la desescalada, una etapa en la que se recuperarán hábitos y libertades perdidas a causa del estado de alarma y el confinamiento por el coronavirus.

Las novedades de la fase 3 que ya marcó el Ministerio de Sanidad al inicio del proceso de desescalada y que fueron recogidas en el BOE del 30 de mayo son la eliminación de las franjas horarias, las reuniones de hasta 20 personas en domicilios y al aire libre, la reapertura de las zonas comunes de los hoteles y de los centros comerciales y el aumento del aforo hasta el 50% en cines, teatros y auditorios.

Es un peldaño más hacia esa "nueva normalidad" a la que apuntaba todo el plan concebido hace más de un mes. Pero en este tiempo han cambiado otros factores y el Gobierno ha ido introduciendo algunos cambios, como el último anuncio de dejar en manos de las Comunidades autónomas el control una vez que sus territorios alcancen la fase 3. O la posibilidad de abrir la circulación entre territorios que ya tengan ese estatus del desconfinamiento, con lo que esto significa para el turismo en estas fechas prevacacionales. Son, por tanto, aspectos que marcan enormes diferencias respecto a los cambios de fase anteriores.

Granada, como Málaga, arrastra un retraso de una semana respecto al resto de Andalucía debido a que el pasado 11 de mayo, cuando alcanzaron la fase 1 los primeros territorios, aún presentaba unos datos de alta incidencia de la epidemia en la población. Esos índices están desde hace semanas prácticamente igualados a la media andaluza, e incluso por debajo de otras provincias que avanzan más rápida en la desescalada. 

Pero el Ministerio estableció desde el principio una norma no escrita que establecía la obligación de que cada territorio pasaran al menos 14 días en cada fase de la desescalada, de modo que Granada y Málaga, por más que mejoraran su situación sanitaria y de nuevos casos de coronavirus, no podría alcanzar nunca al resto de Andalucía hasta el final del proceso de desconfinamiento, que acabaría una semana más tarde. 

La Junta de Andalucía ha reclamado al Gobierno una excepción de esa norma para Granada y Málaga, de modo que ambos territorios no necesiten más de una semana para pasar cada fase y así llegar al tercer peldaño en igualdad de condiciones que el resto de Andalucía. Hasta ahora el Ministerio se ha negado (ya lo hizo en la fase 2), pero las últimas negociaciones podrían dar sus frutos, teniendo en cuenta que el Gobierno va a dejar de tener el control del estado de alarma sobre al menos la mayor parte del territorio andaluz en pocos días, salvo en lo que respecta a la movilidad, competencia que se reserva.

El asunto de la movilidad es capital para Andalucía, territorio que en pleno junio ya calienta motores para la recuperación turística. Si Granada se queda una semana más en la fase 2, se mantendría aislada del resto de Andalucía y España y no podría recibir visitantes de otros lugares hasta más tarde. Esta cuestión ha generado todo un conflicto interno incluso en el propio Gobierno andaluz, que ha llegado a proponer la espera de toda Andalucía para que toda la Comunidad se incorpore a la vez a la movilidad entre provincias. Los representantes del Ciudadanos no están de acuerdo con esa idea del ala popular del Ejecutivo.

Ocio para jóvenes y niños

Según las previsiones, los campamentos de verano podrán abrir a partir de la fase 3 con reducción de aforo. Según las previsiones, los campamentos de verano podrán abrir a partir de la fase 3 con reducción de aforo.

Según las previsiones, los campamentos de verano podrán abrir a partir de la fase 3 con reducción de aforo.

En la fase 3 habrá novedades para los niños y jóvenes. Se podrán realizar campamentos y talleres de verano. También reabrirán sus puertas acuarios, zoológicos y centros recreativos turísticos, aunque con limitación de aforo y cumpliendo con las medidas de distancia y seguridad. La circulación de personas y la distribución de los espacios deberá modificarse si es necesario para garantizar esta distancia. Los campamentos son un elemento clave también para facilitar la reincorporación al trabajo de muchos empleados. 

La vuelta del tapeo a la barra

Bares, cafeterías y restaurantes ya pueden abrir sin superar el 50% de su aforo. Eso sí, en la fase 3 se podrá consumir en barra, siempre que se garantice una separación mínima de dos metros entre clientes o grupos de clientes. En Granada esto supone la vuelta del tapeo a las barras de bar

El aforo de las terrazas se amplía al 75% de las mesas permitidas a cada establecimiento, con una ocupación máxima de 20 personas por mesa o grupo de mesas.

Los locales de ocio nocturno finalmente no podrán abrir sus puertas en esa fase, aunque en principio estaba contemplado en el Consejo de Ministros el 28 de abril.

Más libertad para celebrar bodas

Las bodas ya se podrán celebrar en la fase 3 en todo tipo de instalaciones, públicas y privadas, y tanto al aire libre como en espacios cerrados, siempre que no superen el 75% de su aforo. En todo caso, con un máximo de 150 personas al aire libre y 75 en locales cerrados.

Los velatorios y entierros se podrán celebrar con un máximo de 50 personas al aire libre y 25 en espacios cerrados y se permite la asistencia a locales de culto mientras no se supere el 75% de su aforo.

Apertura completa de centros comerciales

En la tercera fase se podrá abrir sin abrir con independencia de su superficie, aunque con el aforo reducido al 50%.

Reabren las zonas comunes de los centros comerciales y sus zonas recreativas con un aforo limitado del 40%. Se permite también a partir del 8 de junio (menos en las cuatro islas que ya están en fase 3), la realización de congresos, encuentros, reuniones de negocio, conferencias sin superar los 80 asistentes.

Actividades en hoteles y turismo activo

Se permite la apertura de las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos, sin superar el 50% de su aforo. Mientras que los espacios en los que vayan a realizarse eventos, actividades de animación o gimnasios deberán ventilarse dos horas antes de su uso.

Si las actividades de animación o clases son en grupo se establece un aforo máximo de 20 personas.

Por último, se permiten las actividades de turismo activo y de naturaleza para grupos de hasta 30 personas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios