Tribunales

El caso Emucesa, otra investigación judicial que se cerrará por la caducidad de los plazos

  • La Audiencia rechaza más averiguaciones porque no fue solicitada la prórroga de la fase de instrucción, como ocurrió en el caso Colina Roja

Investigan la contratación de altos cargos en Emucesa con el gobierno del PP Investigan la contratación de altos cargos en Emucesa con el gobierno del PP

Investigan la contratación de altos cargos en Emucesa con el gobierno del PP / A. Cámara

La investigación del caso conocido como el de los contratos fantasma de la empresa de cementerios, Emucesa, no podrá seguir adelante, por haber caducado los plazos legales sin que nadie haya solicitado la prórroga o la declaración de complejidad de la causa, que permitiría mantener la instrucción abierta más allá de los seis primeros meses que la ley pone como frontera.

Aunque sus circunstancias son algo diferentes, éste es el segundo caso importante cuya investigación tiene que cerrar en los últimos meses por una cuestión de trámite como la caducidad de los plazos legales establecidos, desde la reforma de 2015. A finales de octubre pasado, la Audiencia ordenó al juez del caso Colina Roja, sobre una supuesta “trama” de corrupción en la adjudicación de contratos de la Alhambra, que pusiera fin a esa investigación, sin contar además con las diligencias policiales del último año.

En el caso Emucesa, donde se investiga la contratación de altos cargos que no habrían trabajado en las dependencias de la empresa de cementerios (según denunciaron los actuales responsables de la sociedad en enero pasado), seguirá un camino similar. La Audiencia Provincial acaba de rechazar la práctica de nuevas diligencias de investigación requeridas por la acusación particular (Emucesa) porque el pasado 8 de agosto expiró el plazo habilitado para pedir la primera prórroga de la fase de instrucción, que en principio está estipulado en 6 meses desde la apertura de diligencias.

De este modo, el recurso de Emucesa a la Audiencia para que el juez cite a declarar a más testigos de este caso ha llegado tarde, pues el plazo para seguir investigando caducó en verano. “Ya no se pueden acordar diligencias no solicitadas ni acordadas dentro del plazo legal”, expone el auto del pasado 5 de diciembre, al que ha tenido acceso este periódico.

Dadas las circunstancias, los magistrados no han entrado siquiera a valorar la pertinencia de que se llegaran a realizar esas nuevas averiguaciones reclamadas por la acusación.

Esta situación obliga al juez de Instrucción 9 de la capital, José Luis Ruiz Martínez, encargado de esta causa, a dictar una resolución acorde a las pruebas que ya tiene sobre la mesa. Es decir, puede archivar el caso o seguir adelante hacia la fase preparatoria del juicio.

En el caso de la Alhambra, el instructor y la Fiscalía se encontraban en plena investigación cuando la Audiencia ordenó el cierre, atendiendo a un recurso presentado por la exdirectora del monumento, María del Mar Villafranca.

Sin embargo, en el caso Emucesa, las circunstancias son algo diferentes, porque consta un escrito anterior de la Fiscalía que advertía del agotamiento y caducidad del periodo de seis meses de instrucción sin haber solicitado la prórroga, al entender que ya se habían practicado todas las diligencias necesarias para el esclarecimiento de los hechos. A juicio de la acusación pública, las pruebas obtenidas ya son “suficientes” para formular acusación después de que el juez dicte el auto de transformación en procedimiento abreviado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios