Memoria del Ministerio Público

La Fiscalía Superior de Andalucía alerta de que las cifras de violencia de género no descienden

  • Ana Tárrago afirma que "se mantienen" los números

  • La Memoria refleja que Granada es la segunda de Andalucía con más causas de este tipo y solicita un fiscal delegado antidroga en la provincia

La fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago, este jueves en los pasillos del Parlamento andaluz. La fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago, este jueves en los pasillos del Parlamento andaluz.

La fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago, este jueves en los pasillos del Parlamento andaluz. / Europa Press

Con seis meses de retraso, ya que el anticipo electoral del 2-D no permitió hacerlo antes, la fiscal superior de Andalucía ha presentado la Memoria 2018 de este órgano, cuyos datos corresponden al año 2017, y en la que se evidencia que no hay mejoría en materia de violencia de género: "Siguen las mimas cifras", manifestó Tárrago, según recogió la agencia Europa Press, momentos antes de presentar este balance en la Comisión parlamentaria de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, la mañana de este jueves.

"Es curioso que en la Memoria ya se detectan casos que han ocurrido en el 2018", explicó la fiscal, algo que evidencia la importancia que tiene este tipo de documentos: "Se ve la parte práctica para lo que puede servir una memoria como elemento de trabajo. Se detectan muchas de las circunstancias que se han desarrollado y que hemos tenido que ver desgraciadamente en el 2018", indicó.

Como ya publicó Granada Hoy en septiembre del pasado año, la Memoria refleja que Granada es la segunda provincia de Andalucía con más causas por violencia de género, ya que se incoaron 5.530.

En este sentido, la Fiscalía Superior denuncia el "colapso" que existe en los órganos judiciales especializados en esta materia, tras asumir la competencia de estudiar las mediadas de quebrantamiento de penas y órdenes de alejamiento de la víctima. Por ello, además reivindica órganos específicos para abordar la violencia de género.

De igual modo, la marihuana es el principal reto al que tuvo que hacer frente el Ministerio Fiscal en la provincia. Tal y como refleja la Memoria, cultivar este tipo de droga es "una actividad con escaso reproche social", en el que además se obtiene "importante beneficio".

Asimismo, también se alertaba sobre que "en ocasiones las organizaciones dedicadas al tráfico de marihuana suelen buscar la colaboración de miembros de las estructuras policiales, lo cual dificulta más, si cabe, la investigación policial". Además, la Fiscalía Superior solicita un fiscal delegado antidroga para abordar esta problemática, la cual puede provocar "un efecto llamada" para las organizaciones criminales.

Según el análisis del Ministerio Público, "en su origen, el cultivo de marihuana en la provincia se realizaba para el autoconsumo o su tráfico al por menor". Si bien, "la proliferación de comercios dedicados de forma exclusiva a facilitar procedimientos, técnicas e instrumentos para el cultivo de marihuana, grow shop, ha influido decididamente en el aumento exponencial del cultivo de plantaciones de cannabis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios