Granada

Fiscalía pide 4 años de cárcel a un médico que falsificó 322 recetas

  • Utilizaba los datos de su madre pensionista para pagar menos por los medicamentos

Recetas falsas. Recetas falsas.

Recetas falsas. / ARCHIVO

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de cuatro años y medio de prisión para un médico que utilizó los datos de la Seguridad Social de su madre, pensionista, para falsificar y prescribir a su nombre ansiolíticos, recetas que usó para obtener 322 cajas de estos fármacos de los que tenía una grave dependencia.

Según el escrito provisional de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Efe, los hechos sucedieron en el periodo comprendido entre enero del año 2013 y junio del año 2014, meses en los que el acusado, Juan A.C., trabajaba como médico de familia en un consultorio del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de la población de Charches, en la comarca del Valle del Zalabí al norte de la provincia de Granada.

El facultativo aprovechó su condición de médico, según los escritos de la Fiscalía de Granada, para conseguir varios tipos de ansiolíticos para satisfacer su adicción. En concreto, según detalla la investigación, el médico se hizo con Trankimazín, de 2 miligramos, y Modiobal, de 100 miligramos, un neuroestimulante. El doctor cargó estos fármacos al sistema de la Seguridad Social en unas condiciones más ventajosas, ya que él mismo extendió y luego firmó recetas como pensionista.

La investigación detalla, asimismo, que el médico falsificó esas recetas utilizando para hacerlo los datos sanitarios de su madre, que era pensionista. De esta manera conseguía reducir la cuantía total a pagar al mes por estos medicamentos. En total la reducía a un máximo de 8,26 euros frente a lo que le habría costado recetar con sus datos por su condición de beneficiario de la Seguridad Social, con el que paga la mitad del coste del producto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios