Granada

La Fiscalía abre un procedimiento penal contra Spiriman por injurias y calumnias

El médico Jesús Candel. El médico Jesús Candel.

El médico Jesús Candel. / g. h.

La Fiscalía de Granada investigará al médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, por la posible comisión de delitos de injurias y calumnias contra autoridades y funcionarios públicos, a raíz de la denuncia presentada por Juan Pérez y Juan Pinilla el pasado 17 de marzo, lo que el propio Spiriman confirmó ayer en un vídeo publicado en las redes sociales.

Pinilla y Pérez presentaron un documento, refrendado por 2.500 firmas, donde exponían que Candel, impulsor de las movilizaciones masivas contra la fusión hospitalaria en Granada, mantiene abiertas varias cuentas en las redes sociales desde donde traslada "mensajes de odio, insultos, descalificaciones y humillaciones". El escrito menciona expresamente algunos de los comentarios que ha dirigido en este tiempo a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y a la dirigente de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. 

La Fiscalía ha desestimado que el procedimiento se siga por el delito de odio al que se referían los denunciantes al considerar que no concurren los elementos de este delito tipificado por motivos de raza, religión, ideas políticas y orientación sexual. El Ministerio Público comunica a los denunciantes que pueden reproducir la denuncia ante los Juzgados de Instrucción para lo referente a los delitos de odio.

El Ministerio Público advierte también de que no tiene legitimación para intervenir en las mismos delitos de injurias y calumnias cuyos destinatarios habían sido otros particulares, que no son funcionarios públicos, los cuales pueden promover acciones legales y civiles.

Juan Pinilla y Juan Pérez recordaron al presentar la denuncia que ya en su momento se presentó un escrito parecido en el Colegio de Médicos para pedir la inhabilitación de Candel, pero fue desestimado. Los dos portavoces de esta plataforma sostienen que ha pasado "un plazo razonable" desde entonces y no ha cambiado su actitud de "vejaciones permanentes" hacia diversos colectivos, entre los que incluyen a varios fiscales. Los denunciantes añaden que en sus cuentas personales de redes sociales también incita a la "violencia física" contra el colectivo sanitario y los medios de comunicación "que se han mostrado críticos con su movimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios