Política

El Gobierno del cambio en Granada: un año de la noche en que mutó la Junta

  • Las grandes infraestructuras prometidas durante la campaña están actualmente en fase de estudio, mientras que la Sanidad sigue siendo el talón de Aquiles de la Junta en Granada

El Gobierno del cambio en Granada: un año de la noche que lo cambió todo. El Gobierno del cambio en Granada: un año de la noche que lo cambió todo.

El Gobierno del cambio en Granada: un año de la noche que lo cambió todo. / Carlos Gil

La noche del 2 de diciembre iba a ser una jornada de cuchillos largos en lo que parecía que iba a ser el funeral político de Juanma Moreno. Pero sobre las diez de la noche salieron los resultados de las elecciones al Parlamento de Andalucía y, tras 40 años de caras largas en esta noche electoral, por primera vez hubo una alegría desbordada en la sede granadina del PP. Hubo otro amago en las elecciones que ganó Javier Arenas en 2012, pero eran risas forzadas sabiendo que el PSOE iba a retener la Junta con el apoyo de IU.

En la sede del PSOE se quedaron ojipláticos, aunque todavía había esperanzas de que Cs reculase en su veto a Susana Díaz. Pero la diputada Elvira Ramón lo tenía claro: “Se ha perdido la Junta, la derecha se va a poner de acuerdo”. Así que tras unas mediáticas negociaciones, en las que Vox se desmarcó pidiendo, entre otras cuestiones, celebrar el Día de Andalucía el 2 enero, Juanma Moreno fue investido como presidente de la Junta de Andalucía el 16 de enero con el apoyo de Cs, que no dio el sorpasso pero que entró en el Gobierno y con la aquiescencia de Vox.

En Granada, el trasvase de poderes en la sede del Gobierno autonómico en La Normal no se produjo hasta el 8 de febrero, cuando la socialista Sandra García hizo de anfitriona y de huésped al mismo tiempo al recibir al nuevo delegado de la Junta, el popular Pablo García, junto a la consejera de Fomento Marifrán Carazo. Los nuevos delegados fueron nombrados el 12 de febrero -algunos con un paso efímero como Elisa Fernández-Vivancos- y el relevo en empresas públicas o fundaciones como Cetursa, El Legado Andalusí o el PTS fueron sucediéndose en los siguientes meses.

Respecto a los grandes proyectos del PP para Granada durante la campaña electoral estaba en lugar destacado ampliación de la zona esquiable en Sierra Nevada, lo que ejecutará la nueva dirección de Jesús Ibáñez por la zona de Prado Redondo.

Otra promesa era recuperar el proyecto del teleférico, algo que sigue durmiendo el sueño de los justos a la espera de que los empresarios que iban a realizar el proyecto retomen la iniciativa. Respecto al Metro, el programa electoral subrayaba que se estudiaría la ampliación hasta el aeropuerto y el Área Metropolitana, una planificación que ya está en marcha, aunque para dar fechas o para que comiencen las obras aún faltarían años. El cierre del Anillo, otro proyecto defendido por el PP durante décadas y que también figuraba en el programa electoral está en la misma situación que el Metro y será objeto de un estudio de viabilidad que se licitará próximamente.

Traspaso de poderes entre el PSOE y el PP. Traspaso de poderes entre el PSOE y el PP.

Traspaso de poderes entre el PSOE y el PP.

En cuanto a otro emblema de Granada, la Alhambra, el programa del PP insistía en una gestión 100% granadina, aunque no se ha dado ningún paso para que el Ayuntamiento tenga un mayor peso en la toma de decisiones. Eso sí, la Alhambra ha desbloqueado proyectos señeros como la reforma del Maristán o el paseo de Romayla junto al Darro. De lo que no se ha vuelto a hablar es de las conexiones del Realejo y el Paseo de los Tristes con el monumento a través de accesos mecánicos.

Por parte de Cs, que tiene las competencias en Educación, Economía, Igualdad o Turismo, también ha tenido sus incendios y en las aulas las movilizaciones, protestas y reclamaciones han sido constantes desde el inicio de curso, especialmente en torno a temas como el de las ratios o la educación concertada.

El vicepresidente Juan Marín ha visitado con asiduidad Granada y ha dejado, entre otros, el compromiso de ejecutar el gran espacio escénico, la Ciudad de la Música que acogería los cuatro conservatorios, el gran museo de la ciudad o un centro dedicado a las tradiciones granadinas y la cultura cofrade en la Casa Ágreda, todos ellos proyectos enmarcados en la aspiración de Granada de ser la capital de la Cultura en 2031.

También desde el área de Deportes se ha avanzado en la nueva fase del Estadio de la Juventud, cuya remodelación avanza a velocidad de crucero, además de proponer la creación de un grupo de trabajo para impulsar el Pacto Social por la Educación en Andalucía.

Y en cuanto a la Sanidad, una de las promesas era la de culminar el proceso de desfusión hospitalaria y acabar con las listas de espera. Pero en este tiempo la Sanidad ha desenterrado el hacha de guerra y el Virgen de las Nieves ha sido denunciado por más de 1.200 profesionales ante la Inspección de Trabajo, el mismo hospital en el que acaba de ser cesado su gerente tras apenas ocho meses en el cargo.

El Gobierno defiende que ha presentado los presupuestos más sociales de la historia

La consejera de Fomento y cabeza visible del nuevo Gobierno en Granada, Marifrán Carazo, subraya que el Gobierno andaluz ha presupuestado para 2019 la “aportación más importante de la historia de la comunidad para las políticas sociales”, tanto educación, como sanidad y dependencia. “El presupuesto de 2020 va en la misma dirección, son unas cuentas sociales que aportan la mayor competencia económica para estas cuestiones, pero hay una gestión detrás que hay que cambiar con reformas, lo que no es fácil después de 40 años de gestión socialista en la comunidad”, subraya Carazo, se se muestra convencida de que los primeros resultados ya se están viendo.

“El paciente de la Sanidad ya es consciente de la reducción de las listas de espera, en la programación de las cirugías... Se está demostrando que otra gestión es posible en una sanidad andaluza que estaba en la UVI. Hay unas primeras medidas de emergencia, pero hay que continuar con la reforma en la gestión”, subraya la consejera.

Para la consejera , este tiempo ha significado “un nuevo Gobierno y una nueva Granada”. “Por primera vez la provincia es prioritaria para un Gobierno de la Junta de Andalucía. Juanma Moreno ha dicho en numerosas ocasiones que esta provincia tiene que dejar de ser la cenicienta del conjunto de Andalucía y comenzar a resurgir y tomar el peso histórico que siempre ha tenido, lo que implica crecer y generar nuevas oportunidades, para lo que es esencial el papel de la Junta de Andalucía para echar gasolina al motor económico de la provincia y crear empleo y riqueza”.

Y para el PSOE, este ha sido un año del Gobierno del cambio “a peor”. La secretaria de Política Municipal del PSOE de Granada, Olga Manzano, lamentó esta semana la “incapacidad” de las derechas para gobernar y subrayando que “han suspendido en gestión y en la capacidad de respuesta a los problemas más básicos de nuestra sociedad, dando además la espalda a los grandes proyectos de futuro que necesita Granada”.

“En una tierra que suma 101.000 desempleadas y desempleados, han recortado de manera destacable las partidas destinadas a los recursos para fomentar la creación de empleo. ¿En qué ha quedado la promesa electoral de Juan Manuel Moreno Bonilla de crear 600.000 empleos?”, asevera. Tras lamentar que en este tiempo se hayan dedicado a “atacar los principales motores de desarrollo de la provincia”, caso del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) y Sierra Nevada, entre otros, Manzano reprocha que “desprestigien estos buques insignia que contribuyen a la creación de puestos de trabajo”.

“De manera interesada han pretendido generar alarma sobre la situación financiera del PTS, demostrando un desconocimiento nulo de la realidad, y en Sierra Nevada se han apropiado de inversiones del anterior Gobierno socialista para esconder su política de brazos cruzados, volcada al cien por cien en la propaganda”, dice. En cuanto a política fiscal, Manzano censura que la derecha “haya cumplido, pero con trampa”, con la bajada masiva de impuestos prometida por Moreno Bonilla para “solo beneficiar a los más ricos”.

Por su parte, los parlamentarios de Adelante Andalucia Ana Villaverde y Jesus Fernandez presentaron un paquete de enmiendas a los presupuestos generales de la Junta de Andalucía 330 propuestass que movilizan 3.000 millones de euros del presupuesto y que según los parlamentarios “vienen a poner freno a la sangría y desmantelamiento que sufren los servicios públicos andaluces”.

 “Con e PSOE ya se habían degradado los servicios públicos, pero el PP que se presentaba como la alternativa al susanismo los está deteriorando aún más”, denuncia Jesús Fernández, que bautiza al Gobierno del cambio como “el del cambiazo”. “Hay mucho oscurantismo, nos enteramos de los proyectos por la prensa, hay mucha improvisación y no se están abordando asuntos fundamentales como el Brexit, la Andalucía vaciada o la violencia machista”, concluye Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios