Infraestructuras

El Gobierno declara de utilidad pública la subestación eléctrica de Baza

  • Este requisito prioriza su construcción, que se hará en el paraje de Las Memorias, una zona alejada de Zújar y Benamaurel

La subestación estará a espaldas del Cerro Jabalcón en un lugar de poco impacto visual La subestación estará a espaldas del Cerro Jabalcón en un lugar de poco impacto visual

La subestación estará a espaldas del Cerro Jabalcón en un lugar de poco impacto visual / J. J. M.

El Gobierno ha dado luz verde de forma definitiva a la construcción de la subestación eléctrica de Baza, el nudo gordiano de las comunicaciones de la futura línea de alta tensión de 400 kilovolitios Caparacena-Baza-La Ribina. En concreto, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE) en su edición del pasado martes, se ha declarado de utilidad pública esta instalación, lo que le da un carácter prioritario entre las grandes infraestructuras del Estado, y que técnicamente es el requisito previo indispensable para proceder a una expropiación forzosa.

Este era el último gran trámite pendiente de aprobación por parte de la Administración pública para llevar a cabo la subestación que recogerá y distribuirá toda la energía que transporte esta línea de alta tensión, que hace pocas fechas desbloqueó su construcción después de detectarse algunas irregularidades administrativas ya subsanadas.

El proyecto de la subestación eléctrica de Baza recibió el pasado mes de mayo su autorización ambiental y, aunque después se hizo un modificado, la Dirección General de Política Energética y Minas no contempló necesaria una nueva declaración ambiental para la instalación.

La subestación es de tipo intemperie en configuración de interruptor y medio y tecnología AIS, con capacidad para seis calles y equipada con siete posiciones de interruptor, que estarán distribuidas con dos líneas de salida y recepción a La Ribina (en las posiciones 22 y 23) y otras dos en sentido Caparacena, cuya subestación ha sido ampliada para poder dar capacidad a la nueva tensión eléctrica. También se instalarán siete interruptores de mando unipolar con cámara de corte en SF6, transformadores de intensidad, seccionadores de barras, de línea, y de aislamiento, transformadores de tensión capacitivos, bobinas de bloqueo y aisladores soporte, según especifica el Boletín Oficial del Estado.

La subestación eléctrica de Baza, configurada para 400 kilovoltios, se construirá en el llamado paraje de Las Memorias, una zona agrícola sin uso desde hace más de un lustro, y que ocupará un área de entre 3 y 4 hectáreas.

Este lugar se escogió de forma especial porque es el que menor impacto visual tiene sobre el paisaje, pese a estar cerca de las faldas del Cerro Jabalcón, y lo suficientemente alejado de los núcleos de población más próximos que son Zújar y Benamaurel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios