Covid-19

Granada, ante el panorama de un nuevo confinamiento perimetral mientras la Junta pide otro encierro

El comercio no esencial, amenazado por este nuevo endurecimiento de las medidas El comercio no esencial, amenazado por este nuevo endurecimiento de las medidas

El comercio no esencial, amenazado por este nuevo endurecimiento de las medidas / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

Granada, y por ende Andalucía, se enfrentan este viernes al horizonte de un nuevo confinamiento perimetral, a la 'amenaza' de un toque de queda más agresivo, y a nuevos cierres de establecimientos comerciales y hosteleros. Así lo avanzó ayer el Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, pocas horas antes de la reunión del comité de expertos de la Junta donde se van a endurecer las medidas implantadas desde el comienzo de esta semana y que se han quedado cortas ante el incremento del impacto de la pandemia en la comunidad. Unas medidas que la Junta pretende que comiencen en la madrugada del domingo al lunes.

Entre las medidas que se contemplan no se descarta ampliar aún más el horario del toque de queda, actualmente fijado entre las 22:00 y las 6:00, aunque en este caso el estado de alarma a nivel nacional tan solo permite a las comunidades mover esa franja en una hora sobre la base fijada de 23:00 a 6:00 horas. Andalucía podría sólo ampliarlo en la primera hora de la mañana.

Lo que planea sobre Granada es un nuevo confinamiento perimetral, que 'encerrará' de nuevo a los granadinos aunque resta por saber qué alcance tendrá, si será solo a nivel provincial, por áreas sanitarias o por municipios. Andalucía está cerrada de forma perimetral desde el lunes, aunque se permite el cambio de provincia. El siguiente nivel sería un cierre solo provincial, aunque el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha venido a insinuar que este podría ser hasta el penúltimo nivel (el municipal, el último sería el domiciliario) después de pedirle al Gobierno central un confinamiento completo de los ciudadanos, aunque Madrid no tiene pensado coger de nuevo el camino de la pasada primavera.

La otra amenaza a la que se enfrentan los granadinos es un endurecimiento de las condiciones de la actividad económica. Los comercios ahora mismo están abiertos al completo aunque con horario tope de apertura hasta las 20:00 horas, una situación que comparten las cafeterías, heladerías y pastelerías que no sirvan alcohol, la única excepción que tienen los negocios de hostelería, obligados a cerrar a las 18:00 horas.

Cualquier medida restrictiva será restar horas de apertura a este tipo de negocios e incluso cierres de los comercios no esenciales, tal y como sucedió durante las tres semanas de cierre que duraron las medidas restrictivas del pasado mes de noviembre, y que junto al cierre de la movilidad entre municipios, lograron reducir la curva de contagios de coronavirus de la segunda ola en Granada.

De endurecerse las medidas prácticamente Granada volvería al tercer confinamiento de esta pandemia, el segundo en apenas cuatro meses desde que se decretó el anterior en otoño. La provincia, que se encuentra en estado de alerta nivel 4.1 en los distritos Metropolitano, Granada capital y Nordeste, y escala 3 en Costa-Alpujarra, tan sólo habrá 'gozado' de un mes y medio de apertura casi completa, y de un mes con actividad nocturna limitada'. Todo eso se puede venir abajo con los embates de la tercera ola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios