Pacto por la Alcaldía

Granada queda rehén de la crisis del tripartito de derechas

  • El alcalde, Luis Salvador, afirma que no habrá equipo de Gobierno hasta el "lunes o el martes"

  • Por el PP, la comisión negociadora la forman Luis González, César Díaz y Francisco Fuentes

Todos los concejales que conforman el nuevo Ayuntamiento de Granada. Todos los concejales que conforman el nuevo Ayuntamiento de Granada.

Todos los concejales que conforman el nuevo Ayuntamiento de Granada. / Álex Cámara

Comentarios 2

Día 6 del nuevo Ayuntamiento de Granada: seguimos sin equipo de Gobierno; no se ha pactado aún si el actual alcalde, Luis Salvador, lo será los próximos cuatro años o habrá alternancia con el PP; hay cruces de promesas contradictorias –tanto internas, como externas– entre el tripartito que apoyó la investidura; lo único que se sacó en claro en la reunión del martes en Madrid –en la que, según ha podido saber Granada Hoy, la tensión y las desavenencias entre ambos partidos fueron la tónica general– es la creación de una comisión de negociación a nivel provincial para cerrar un pacto que sigue abierto y que no se conocerá hasta el "lunes o martes de la semana que viene", según Luis Salvador. Es decir, que Granada vivirá más de una semana de 'desgobierno', una situación hasta ahora inédita desde que se instauró la democracia.

A modo de resumen, este es el panorama político que vive la ciudad pese a que, este martes, Luis Salvador tratara de maquillarlo con unas declaraciones en las que manifestó que "los ciudadanos están disfrutando del Corpus y no temerosos por las esquinas de Granada".

"Cuando se habla de que la Alcaldía se ha decidido en Madrid es falso. Desde el principio se dijo que habría una mesa de pactos a nivel nacional (...) en la que se ha tomado la decisión de crear una comisión, con las personas por determinar, que es provincial y que va a dar fruto del acuerdo del pacto", manifestó Salvador, que además fijó "el lunes o martes" como fecha para dar a conocer "cómo se va a estructurar el Gobierno".

Sin embargo, tal y como ha podido saber Granada Hoy, por parte del PP sí que estarían designadas las personas que formarán parte de esa comisión: tres populares, que serían los concejales Luis González, César Díaz y Francisco Fuentes.

Apenas media hora después de las declaraciones de Salvador, fue el propio PP, su principal socio en la capital, el que emitió un comunicado –primera vez que hablaba tras la investidura– en el que esperaban que Ciudadanos "cumpla sus compromisos para lograr un Gobierno del cambio", con una negociación en la que "primarán los intereses de los granadinos". Y es que, según han indicado fuentes cercanas al PP provincial a este diario, el mismo sábado se le habría propuesto a Luis Salvador sentarse para hablar de la formación del nuevo Gobierno, una cita que habría sido declinada por el actual alcalde tras la investidura.

Asimismo, la 'explosión' que se habría dado en la reunión de Madrid sería, según las mismas fuentes, fruto entre otras cosas del desacuerdo en cuanto a la posible alternancia en la Alcaldía: la mañana del sábado, en el encuentro mantenido en el Hotel Meliá antes de la celebración del pleno, Luis Salvador habría dado su palabra a Sebastián Pérez de que, pese a que él comenzaría el mandato, a los dos años sería el popular el que se colgase el collar de alcalde. Y ello sin mirar 'los acuerdos' llegados a nivel nacional.

Precisamente, esto habría propiciado que desde el PP ahora aguarden a que sea Cs quien ceda para así sentarse y poder conformar un Gobierno en el que a tenor del número de concejales (cuatro), la formación naranja no tendría potestad para votar en algunas de las Comisiones municipales tras el reparto de competencias.

En este punto, el de la designación de las delegaciones, entraría en juego Vox que asegura que "el viernes se acostó con un acuerdo de gobierno a tres en el que el PP de Granada asumía la Alcaldía". En concreto, fue la diputada por Granada y secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, la que hizo esta afirmación a través de su cuenta en Twitter, red social que parece haberse convertido en el canal oficial de prensa de su formación, a través de la que además también amenazó dos días antes a Luis Salvador con una posible moción de censura.

Sin embargo, según la información que maneja este diario, y pese a las declaraciones de Sebastián Pérez la noche del viernes en las que afirmó que confiaba en ser investido alcalde al día siguiente, la Alcaldía ya estaba teñida de color naranja tal y como había avanzado Granada Hoy la tarde del jueves. Y es que aquí entraría en juego la distancia, que aún se mantiene, entre Pérez y el portavoz de Vox en la capital, Onofre Miralles, que también criticó la reunión en Madrid, "el pacto de la Cibeles" para él.

Ante ello, desde Cs Andalucía se respondió con que "siempre sale más rentable ser responsable y sumar que amenazar", según el portavoz parlamentario de la formación naranja, Sergio Romero, que además aseguró que "ni esta negociación, ni ninguna otra que se lleve a cabo en plano municipal, va a repercutir en la buena gobernanza en la Junta" por parte de PP y Cs.

Así, todo este incierto polvorín se ha convertido estos días en la gasolina para que la oposición cargue contra este tripartito, y no solo a nivel local. Mientras que el portavoz municipal del PSOE, Paco Cuenca, advirtió este martes de la "inestabilidad", "el cambio de cromos y trapicheo vergonzoso tutelado desde Madrid" –en referencia a la posible cesión de la Alcaldía de Granada del PP a Cs a cambio de la Diputación de Málaga–, o del "pacto de la vergüenza", el portavoz parlamentario del PSOE andaluz, Mario Jiménez, aseguró que esta situación se trata del "ejemplo de la peor política" y que Cs es "una máquina de generar inestabilidad".

Tampoco se quedó atrás Adelante Andalucía, que tildó la situación de "bochornoso espectáculo de las tres derechas", según la presidenta del grupo parlamentario de esta formación, Ángela Aguilera, que aseguró que se trata de la "expresión máxima de la política del cambalache".

Pese a todo ello, lo que es seguro es que el futuro Gobierno de la capital continúa en el aire y aún no queda claro si quiera si será un bipartito que cuente con el apoyo de Vox o un tripartito, pues ni el propio Salvador pese a que este martes habló de "empezar con once concejales" –es decir, la suma de PP y Cs–, dejó claro si Vox formará parte del mismo aunque manifestó su convicción de que "no lo ve haciendo una moción de censura con PSOE y Podemos-IU" e indicó, al igual que hizo el PP, que se hablaría y se escucharía a todos los partidos.

Toca ahora seguir hablando con el fin de llegar a un acuerdo que deshaga este  escenario político en el que los pactos, que no están "en un texto en el que se suscriban unas condiciones concretas", tal y como admitió el portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, José Antonio Nieto, logren un consenso en el Ayuntamiento de Granada. Mientras, los granadinos y la ciudad tendrán que esperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios