Patrimonio

La nueva vida del Hotel Reúma y el futuro Paseo del Darro

  • El estudio de detalle para reordenar el margen izquierdo del río permitirá desarrollar el mayor plan de intervención junto a la Alhambra

La zona de edificaciones donde se intervendrá La zona de edificaciones donde se intervendrá

La zona de edificaciones donde se intervendrá

Comentarios 4

Los trámites para ejecutar proyectos que afectan a zonas patrimoniales de la importancia de la Alhambra son lentos y hay muchos que se eternizan de forma que cuando se van desatascando y se echa la vista atrás parece mentira que hayan pasado décadas. Esta eternidad administrativa es la que acumula ya en su historia el proyecto de rehabilitación del Hotel Reúma, un enclave histórico para la ciudad y para el Patronato de la Alhambra que está llamado a ser un espacio recuperado para la ciudad pero que no termina de ver la luz.

Ahora, incluido en el proyecto de recuperación de la ladera izquierda del río Darro, que supone el mayor proyecto de la Alhambra en los últimos años, parece que va camino de ver la luz y materializarse.

El estudio de detalle está en fase de alegaciones y necesita informe favorable de Cultura

El pasado mes de febrero la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Granada aprobó inicialmente el Estudio de Detalle para el desarrollo de la UA A-1.3 "Jardines del Reúma" del Pepri (plan especial de protección) de la Alhambra y Alijares. Un procedimiento clave para dar luz verde al proyecto de recuperación del paseo del Darro y la rehabilitación, dentro de ese plan, del histórico edificio. Así, lo que pretende este estudio de detalle es definir todas las alineaciones y rasantes del espacio, de unos 14.000 metros cuadrados, para "darle el espacio suficiente al Paseo propuesto por la ladera del Darro para garantizar su continuidad física".

Un paseo que se contempla desde el Puente del Rey Chico hasta el Puente de las Chirimías de forma que se genere un nuevo espacio atractivo para la ciudad y visitantes que recupere el sendero por esa margen del río, que sume espacios de ocio, expositivos y que sirva como un atractivo más en una zona única.

Al mismo tiempo de despejar ese espacio para paseo, "se propone la rehabilitación del edificio" (el Hotel Reúma) "con alternativa de equipamiento a nivel de ciudad". Y es que desde 2006 el Patronato viene trabajando en buscar los usos para este edificio y mejorar la conexión del monumento con la ciudad a través de este espacio. Museo, centro de visitas, de interpretación... muchas han sido las propuestas y todavía ninguna definitiva. La que más posibilidad tiene es la de convertir el edificio en un espacio museístico, aunque no se sabe si con muestras fijas o itinerantes.

Imagen no vinculante del estudio de detalle Imagen no vinculante del estudio de detalle

Imagen no vinculante del estudio de detalle

Según se recoge en el estudio de detalle, consultado por este periódico, el PGOU de Granada califica la zona a intervenir como Espacios Libres Públicos. El terreno tiene forma trapezoidal irregular y está delimitada por el río Darro en la parte Norte, por la unidad de actuación Jardines del Rey Chico (a.1.2) en la zona este y el resto linda directamente con el bosque situado en la parte inferior de la Alhambra.

La unidad de actuación para la que se hace el estudio de detalle se encuentra dentro del ámbito del Plan Especial de Protección y Reforma Interior de la Alhambra y Alijares (Pepri), que le otorga a las zonas construidas consolidadas el uso de equipamiento sin especificar. Y es que no sólo está la construcción del Hotel Reúma en la zona sino que hay otras como el Taller de Cordelería –con entrada por la Plaza de las Chirimías y fachada al Río Darro– y el edificio en ruinas con fachada a la Plaza de las Chirimías, 3, que fue vivienda de los caseros del Hotel Reúma.

Todo el espacio lo componen siete parcelas, unas de titularidad del Ayuntamiento, otras del Patronato de la Alhambra y otras aún en manos particulares, y 974 metros cuadrados de espacio libre no catastrado. De hecho, aunque a día de hoy la mayor parte de las parcelas están en propiedad del Ayuntamiento (tres) y del Patronato (una, el Hotel Reúma), el estudio de detalle también se redacta para posibilitar la obtención de los suelos restantes por compensación o expropiación.

Todavía queda suelo en manos de particulares que hay que compensar o expropiar. El resto es del Patronato y del Ayuntamiento

En total, según el documento, son 6.025 metros cuadrados afectados por el estudio de detalle, aunque el proyecto completo de urbanización es de unos 14.000 metros cuadrados. Sólo el Hotel Reúma son 1.800 metros cuadrados.

El Pepri condiciona la intervención en todo este espacio de la ladera de la Alhambra y permite uso de equipamiento, con una altura en edificaciones no superior a la que tiene, con normas estéticas de rehabilitación del propio diseño exterior de los edificios y de cesiones a espacio público, necesitando como sistemas de actuación de compensaciones y expropiaciones ya que tres de las parcelas aparecen en titularidad catastral en manos dos dueños privados.

En cuanto a las superficies construidas, se consideran tres elementos que el plan especial autoriza de cara a incorporarlos a equipamientos y elementos afines a la ordenación del paseo propuesto por la ladera del Darro: los mencionados Hotel Reúma, al pie del talud del Bosque de la Alhambra (con 542 metros cuadrados de superficie construida); el Taller de Cordelería (181) y las ruinas de la Plaza de las Chirimías (190). Sobre estos edificios se propone la rehabilitación para acoger equipamientos a nivel de ciudad, dentro del proyecto, que contempla varias fases.

Imagen de la zona a intervenir Imagen de la zona a intervenir

Imagen de la zona a intervenir

El estudio de detalle se firmó en enero de 2019 y su aprobación inicial llegó el 8 de febrero. Ahora está en periodo de información pública para alegaciones –donde tiene que llamarse a trámite a los propietarios de los terrenos afectados por el estudio de detalle y demás interesados directamente afectados– y deberá ser informado también por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que tiene tres meses para hacerlo. Después vendrá la aprobación provisional y la definitiva, que tendrá que pasar por Pleno municipal.

Este estudio de detalle, además de la recuperación del margen izquierdo y la intervención en el Hotel Reúma y resto de edificaciones del espacio, afecta también al proyecto de intervención arqueológica en el Paseo de Romayla, que busca recuperar el trazado original de acceso a la Alhambra por la Cuesta de los Chinos conectando con el margen izquierdo del río desde el Puente del Rey Chico al de las Chirimías. Un corredor verde paralelo al Paseo de los Tristes que podrá ofrecer a la ciudad itinerarios y recorridos peatonales y accesibles.

Para esta intervención se incluye en el estudio de detalle un cálculo aproximado del presupuesto de las obras, que sería de 1.452.000 euros. Un presupuesto que advierten que es aproximado ya que se podrían introducir nuevas partidas necesarias para el buen fin de las obras y sobre todo se podría ver afectado por la intervención arqueológica que puede introducir la puesta en valor de nuevos elementos aflorados con las excavaciones cuyo interés histórico o el que potencia la comprensión del recorrido de la Acequia Romayla así lo requieran. A esto habría que sumar también el coste de adquisición del suelo pendiente de obtener.

La zona contará con un sendero en el margen izquierdo del río, renovará el Hotel Reúma y el resto de construcciones para zona expositiva

La inversión, según el estudio económico financiero del Pepri de la Alhambra, tanto para la obtención del suelo como para la urbanización y edificación correspondientes, se atribuye al Patronato de la Alhambra. De hecho, se incluiría dentro del convenio firmado en marzo de 2017 con el Ayuntamiento de Granada que contemplaba la inversión de 8 millones de euros en tres años, 5 por parte del Patronato y 3 por el Ayuntamiento. El dinero del Patronato iría para rehabilitación de edificios de época nazarí y el arreglo del margen izquierdo del Río Darro. El del Ayuntamiento, para la lucha contra los grafitis y proteger los Aljibes del Albaicín.

En el estudio de detalle se posibilita la recuperación de los senderos del margen izquierdo del Darro, ahora tapados por la vegetación y el bosque alhambreño. En cuanto a intervenciones nuevas y usos, se proyecta en esa zona una nueva sala de exposiciones en el taller de Cordelería, que es la construcción que linda con el río con arcos así como un espacio de comunicación vertical con ascensor en las antiguas ruinas para mejorar la accesibilidad de la zona. También una zona de juegos infantiles. En la zona afectada también están los terrenos del Carmen del Aljibillo, el salto del Minarete, el Tajo de San Pedro y el Acueducto de San Pedro.

Para retrotraerse al inicio del proyecto de intervención en el Hotel Reúma y su entorno hay que volver la vista atrás, al año 2000. Ese año el Patronato lo adquirió a la Compañía Mercantil Alboscasa Mediterránea. En 2001 se hizo un concurso de ideas para intervenir en el edificio y crear la hoja de ruta para su rehabilitación. Se convertía en el gran proyecto de futuro del monumento.

El proyecto supondrá la mayor intervención en la Alhambra, que asume la inversión en virtud del convenio firmado con el Ayuntamiento en 2017

En 2006 el Patronato hizo un plan de viabilidad de ejecutar los 5 accesos peatonales al documento, uno de ellos a través del Hotel Reúma, mejorando la conexión con la ciudad y el Albaicín. Ya en 2009 se sometió a la Comisión Técnica del Patronato y se hablaba de 'bajar' allí una "embajada cultural" de la Alhambra respetando su esencia. En 2015 se asumía el reto de recuperar la zona en colaboración con el Ayuntamiento de Granada y se abrió la idea a la aportación vecinal y de expertos.

El Plan Director del monumento ya recogía ese equipamiento como destinado a la difusión de la actividad de la Alhambra en la ciudad y punto de encuentro. La actuación se condicionaba ya a la intervención en el borde izquierdo del río con conexión en el paseo del Aljibillo y su unión a la Cuesta de los Chinos por el parque arqueológico de Romayla con el debate incluso de si se demolía el hotel o se mantenía.

En 2016 se fijó ya el proyecto del Paseo de los Cármenes del Darro para recuperar el margen del río y en 2018 se iniciaron los trabajos en el Paseo de Romayla por 1,8 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios