Temporada de esquí en Granada

La Hoya de la Mora: temporada nueva, viejas reivindicaciones

  • Los comerciantes de la 'puerta' del Parque Nacional aseguran que “de los 9 millones invertidos en la estación no nos ha llegado un céntimo”

Los comerciantes demandan que se limpie la carretera que da acceso a la Hoya de la Mora. Los comerciantes demandan que se limpie la carretera que da acceso a la Hoya de la Mora.

Los comerciantes demandan que se limpie la carretera que da acceso a la Hoya de la Mora. / Alba Rodríguez

Los comerciantes de la Hoya de la Mora mantienen sus reivindicaciones de los últimos años para dar un mejor “servicio” a los “200.000” visitantes que se acercan a esta área recreativa cada año. Según el presidente de la asociación que representa a los nueve caseteros, Francisco Peña, “con el cambio de Gobierno estábamos esperanzados”, pero las sucesivas reuniones para dar a conocer sus demandas han tenido más palabras que hechos. “Hasta ahora hemos tenido promesas, pero no se han materializado en nada”, recuerda Peña, que critica que de los “9 millones de euros” que se han invertido en la estación de esquí gestionada por Cetusa, en la zona en la que se establecen sus comercios “no ha llegado ni un céntimo”.

Las reivindicaciones son las mismas que han mantenido en las últimas temporadas. Requieren de servicios para los 200.000 visitantes; contenedores de basura suficientes y que permitan separar los residuos para su correcta gestión; mejoras en la accesibilidad; un puesto de Cruz Roja, algo que se antoja fundamental dado que en la Hoya de la Mora el tipo de visitante es el de familias que se tiran en trineo, una práctica no exenta de ciertos riesgos. También piden que los usuarios puedan estacionar en los aparcamientos de Pradollano y desplazarse mediante una lanzadera hasta el área recreativa; que lleguen las quitanieves, ya que en la actualidad “caen cuatro copos y se corta del kilómetro 32 para adelante”. También ven necesario un punto de información. “Somos la puerta a Sierra Nevada”, incide Peña, que regenta uno de los establecimientos. Las nueve casetas se dedican a la venta de comida y bebida y al alquiler de trineos.

“Esto está igual que en los años 80”, recalca Peña sobre la falta de servicios que, asegura, sufre este enclave, uno de los preferidos por las familias que quieren pasar un día en la nieve. “Si la gente demanda este espacio, las administraciones tienen que colaborar”, insiste el representante de la asociación. Ya se han reunido con el delegado de la Junta en Granada, Pablo García, y el consejero delegado de Cetursa, Jesús Ibáñez. El cambio en la gestión del Parque Nacional de Sierra Nevada, ahora dirigido por Francisco Muñoz, se antoja fundamental para dar luz verde a algunas de las reclamaciones de los caseteros.

La anterior consejera delegada de Cetursa, María José López, se manifestó a favor de reordenar la zona, aunque siempre alegó que “se trata de una competencia municipal. Un centro de visitantes ayudaría a mejorar su imagen, pero también dar cabida a otro segmento de personas que hacen esquí de fondo, actividades de montaña que suponen otra forma de acercarse a la nieve. Es una intervención muy medida, concreta y moderada y nos ayudaría mucho a proyectar una mejor imagen”.Las casetas comenzaron a funcionar en los años 80 a partir de unas licencias municipales otorgadas por el Ayuntamiento de Monachil. Los anuncios de reordenación de la zona y regularización de los comercios nuca se ha realizado, pese a los anuncios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios