Caso Nazarí

Manuel Lorente, el técnico que manejaba Urbanismo como si fuera su empresa

  • Los documentos y mensajes encontrados por la Policía confirman sus estrechas relaciones con algunos promotores y el "trato de favor" mutuo 

Imagen de la investigación policial de Lorente y José Julián en el viaje a Japón. Imagen de la investigación policial de Lorente y José Julián en el viaje a Japón.

Imagen de la investigación policial de Lorente y José Julián en el viaje a Japón. / G. H.

Comentarios 3

El funcionario municipal Manuel Lorente Sánchez-Palencia llevó y gestionó durante muchos años el Urbanismo de Granada "de forma opaca y con gran discrecionalidad, como si de una empresa propia se tratase". Casi tres años después de la gran operación policial (Nazarí) contra la corrupción en la ciudad, los investigadores ratifican esa hipótesis inicial a través del análisis de las agendas, comunicaciones y los archivos encontrados en los registros. 

Lorente tenía en su ordenador decenas de archivos excel con todos los detalles de las operaciones urbanísticas de la ciudad, de las cuentas del área municipal y de los procesos de licitación del Ayuntamiento. Sería, a juicio de los investigadores, una especie de contabilidad y control “casero” del ente público, como si fuera una mercantil privada del técnico. 

Su agenda personal manuscrita, en la misma línea, desvela el grado de detalle y participación de este técnico en cada uno de los asuntos. 

El investigado, que la Policía situó desde el principio en la cúpula de esa supuesta trama de corrupción municipal junto al exalcalde José Torres Hurtado, fue gerente de Urbanismo hasta 2008 y luego pasó a un supuesto segundo plano al frente del departamento de Obras. La UDEF considera que fue un cambio fingido porque "de facto" seguía controlando todos los asuntos e, incluso, daba instrucciones a cargos que estaban por encima de él en el organigrama. 

Pero incluso durante su etapa como gerente de Urbanismo, la Policía considera que Lorente habría asumido funciones que no le correspondían, como el control de asuntos económicos y de contratación en los procesos de licitación a empresas privadas. 

Sobre su relación con algunos de esos empresarios, especialmente los tres investigados del caso Nazarí, el último informe policial que ha llegado al Juzgado de Instrucción 2 de Granada pone de manifiesto nuevos detalles sobre sus relaciones personales y transacciones que derivarían en supuestos "tratos de favor" mutuos. 

La Policía sostiene que Lorente hacía informes (muchos de ellos sin ser de su competencia) "al gusto de los concesionarios", en referencia a algunos de ellos con los que mantenía relaciones de amistad o negocios. 

Lorente compró a Enrique Legerén y a José Julián Romero varias plazas de garaje en Cruz de Lagos, el mismo aparcamiento que los empresarios construyeron gracias a la concesión municipal que Lorente autorizó. La Policía ha descubierto que las facturas de compra no son válidas

La adquisición de esas plazas de garaje se hizo a nombre de los hijos de Lorente, pero las vigilancias policiales revelaron que el BMW de alta gama que solía aparcar era el vehículo del propio técnico de Urbanismo. La Policía expone en su informe que esto se hizo así para "que no se relacione" al gerente de Urbanismo con los empresarios. 

Imagen de la investigación policial de José Julián y Lorente en un restaurante. Imagen de la investigación policial de José Julián y Lorente en un restaurante.

Imagen de la investigación policial de José Julián y Lorente en un restaurante. / G. H.

Respecto a José Julián, han aparecido también en el domicilio de Lorente fotografías de ambos en viajes y restaurantes. Y una compra por parte del técnico de acciones en el Club Baloncesto Granada, cuando José Julián era presidente. 

Con Roberto García Arrabal también hay conexiones. Lorente y su esposa compraron tres pisos al promotor en Parque Lagos por 703.300 euros. 

Documento extraído de la investigación sobre el presupuesto de las bañeras. Documento extraído de la investigación sobre el presupuesto de las bañeras.

Documento extraído de la investigación sobre el presupuesto de las bañeras. / G. H.

Ha aparecido un documento en el que la empresa del promotor le envía un presupuesto para instalar bañeras de hidromasaje sin el beneficio industrial en el precio, "tal y como se ha hablado con Roberto García Arrabal". El descuento total era de 813 euros. 

De nuevo insiste la Policía en destacar la relación laboral del hijo de Lorente con García Arrabal, dado que era empleado de una de sus empresas y socio en otra de ellas. En este nuevo informe queda comprobado que el responsable de Urbanismo tenía que ser consciente de esa situación, porque se han encontrado en su domicilio contratos de trabajo del hijo y documentos de la empresa en la que serían socios. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios