Granada

Los MIR convocan huelga para acabar con un modelo de Urgencias 'low cost'

  • Exigen un mayor control de su trabajo en un servicio en ocasiones desbordado

  • El paro comenzará el próximo 27 de abril

Entrada de las Urgencias del Hospital del PTS. Entrada de las Urgencias del Hospital del PTS.

Entrada de las Urgencias del Hospital del PTS. / g. h.

Tras la desfusión hospitalaria parecía que la crisis sanitaria de Granada había menguado. Sin embargo, ayer los médicos residentes de guardia en las áreas de Urgencias lanzaron un duro comunicado para denunciar la precaria situación con la que atienden a los pacientes que se suma al incumplimiento de sus condiciones laborales y formativas. Ante estos hechos, la Asamblea de Médicos Residentes ha convocado una huelga para el próximo 27 de abril que ya ha sido comunicada a la delegación de Empleo de la Junta de Andalucía y a la gerencia del SAS.

"Tras sufrir y aguantar mucho a nivel individual, nos hemos organizado y hemos seguido los canales formales e informales para intentar conseguir soluciones reales y firmes. Desgraciadamente no ha sido así y nos vemos obligados a la última medida de presión: la convocatoria de huelga", detallaron en el comunicado en que también pidieron disculpas "por adelantado" por las consecuencias que ésta pueda tener especialmente en "estas urgencias sustentadas por personal en formación que no tiene obligación de servicios mínimos".

Además del comunicado, los MIR han redactado un manifiesto en el que dejan claro que no quieren "más salario ni privilegios". Lo que desean es "una formación y supervisión de calidad (...) a la que tenemos derecho tras unas oposiciones públicas.

Así, la primera medida que resalta el manifiesto es la "mejora de la calidad docente". Ello implica la "obligada supervisión de todos los médicos residentes durante toda la guardia con presencia física de médicos o adjuntos en los Servicios de Urgencias y Emergencias (SUE)" ya que, frecuentemente "es escasa". Además, piden críticas constructivas en los pases de guardia para no sentirse "juzgados" pues entonces se "pierde la oportunidad de ser un espacio de alto contenido docente y formativo, de discusión científica y organizativa".

En segundo lugar, exigen el refuerzo del personal médico adjunto. "La mayor parte de la actividad asistencial médica en los SUE se realiza en horario de tarde, noche, fines de semana y festivos, con persona en formación. No hacemos guardias: hacemos turnos de trabajo ininterrumpido de 17 y 24 horas por lo que requerimos establecer qué descansos mínimos son imprescindibles". En este sentido, añadieron que atienden a pacientes con sintomatología grave, malestar importante o dolor, tras muchas horas de espera" llegando a tener hasta 20 pacientes a su cargo.

Por otra parte reclaman mejoras y participación en el modelo organizativo para evitar, por ejemplo, que "pacientes en espera de pruebas, tratamiento, resultados o evaluación pasen muchas horas en salas de espera, sala de intermedios o pasillos, espacios sin personal sanitario que pueda controlar su situación siendo en muchos casos pacientes frágiles o con probabilidad de empeoramiento". Asimismo, exigieron cambios en la infraestructura para que la espera de atención y evolución de los pacientes no se produzcan, como ocurre en ocasiones, en condiciones de hacinamiento, sin confort, falta de intimidad o sin acompañamiento. Condiciones intolerables, afirman, para ejercer su profesión correctamente e incompatibles con los derechos de los pacientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios