Covid-19

Medidas contra el coronavirus: sube el nivel de alerta en Granada aunque con restricciones ‘light’

  • Se vuelve a la situación previa a la Navidad aunque con la movilidad entre municipios y provincias aún permitida

Los bares volverán a cerrar a partir de las seis de la tarde. Los bares volverán a cerrar a partir de las seis de la tarde.

Los bares volverán a cerrar a partir de las seis de la tarde. / Jesús Jiménez (Photographerssports)

Granada vuelve al nivel de restricciones previo a la apertura vivida en la pasada Navidad y, como en el resto de Andalucía, volverá a cerrar bares por la noche y a aumentar en una hora el toque de queda, que ahora empezará a aplicarse a las 22:00 horas. La medida general tomada por la Junta, que también incluye reuniones de 6 personas y cierre de comercios a las 20:00 se produce cuando en la provincia aún no se ha alcanzado una tasa de incidencia superior a 200 casos, a diferencia de la última vez que se decretaron medidas duras en otoño, con la ratio completamente disparada por encima de los 1.000 casos acumulados. Así, la Junta ha actualizado los niveles de alerta en la provincia, que vuelven a estar en el estadío 4 nivel 1 para los distritos sanitarios de la capital, Metropolitano y Nordeste, mientras que en la Costa sube a nivel 3.

Esto implica que a partir del lunes en la capital, el Cinturón, el Poniente y Los Montes Orientales, además de las normas generales para toda Andalucía (que esta vez no incluyen confinamiento perimetral ni siquiera entre provincias), que en los negocios de hostelería y restauración se reduzcan los aforos a un 30% en interior y a un 75% en terrazas, con horario de cierre a las seis de la tarde salvo para cafeterías, que cerrarán como todos los negocios, a las 20:00 horas pero con prohibición de servir alcohol.

En estos tres distritos el nivel de alerta 4.1 supone también 6 personas en interior y 15 en exterior en velatorios y entierros, ceremonias civiles y religiosas al 30%, al igual que banquetes, con 30 personas en interior y 50 al aire libre. Los comercios echarán la persiana a las ocho de la tarde permitiendo un aforo a la mitad y siempre con distancia de seguridad.

El transporte público se mantiene casi igual, con un asiento de distancia entre personas y a una capacidad del 50% de pie. En el privado, dos personas por fila de asiento sin ocupar el del copiloto. Los eventos volverán a ser sin público salvo cines, teatros y auditorios, que permitirán un máximo de 200 y 300 personas según sea al aire libre o en interior. Los parques estarán abiertos salvo las zonas de juego infantiles.

Mientras tanto, en la Costa y la Alpujarra, estas medidas se relajan un poco, aumentando ligeramente las ratios de personas permitidas. Casi todas las actividades descritas en el párrafo anterior tendrán un aforo mínimo del 50% y máximo de 60, aumentando los grupos de personas permitidos a 10 como tope.

Estas medidas light contarán con una monitorización constante por parte de la Junta de Andalucía que, en cualquier momento puede endurecerlas puesto que aún no se están sufriendo las consecuencias de la apertura vivida durante las semanas de Navidad. Lo que está claro es que, a día de hoy, las condiciones y los datos del coronavirus en Granada están muy lejos de los niveles que había cuando se decretó la orden de cierre de bares y restaurantes, y comercios no esenciales que estuvo vigente durante tres semanas el pasado mes de noviembre. De momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios