Granada

Murcia pone el 'ardor guerrero' para reclamar el regreso de los trenes

  • Mil personas se concentran frente a la Subdelegación del Gobierno para pedir a Fomento 417 millones como indemnización por los mil días de aislamiento ferroviario.

Comentarios 1

Como si de un triste cumpleaños se tratara, ayer hubo un manifestante por cada día sin trenes. En torno a mil personas por los 1.014 días de aislamiento ferroviario se concentraron frente a la Subdelegación del Gobierno con el apoyo entusiasta de la plataforma Pro-soterramiento por el AVE de Murcia que se hermanó con la Marea Amarilla de Granada, intercambiando camisetas al final del acto como en los partidos de fútbol. Plazos concretos para la llegada del AVE, ejecución de la Variante de Loja, reconexión por Moreda y un compromiso explícito por el soterramiento de las vías volvieron a ser el eje de las reivindicaciones con un nuevo matiz: los integrantes de la Mesa del Ferrocarril -a excepción del PP- comenzaron ayer a reivindicar la 'deuda histórica' del Gobierno con Granada a costa de la desconexión ferroviaria y la cuantificaron en más de 400 millones de euros.

En todo caso, mil personas para exigir un AVE de primera para Granada vuelve a quedar lejos de lo que se puede encuadrar en una manifestación multitudinaria, a lo que tampoco ayudó el frío ni la lluvia que amenazó el acto durante toda la mañana. Y eso que el centenar de personas llegadas desde Murcia demostraron su ímpetu desde el primer momento, con consignas de 'guerra de trincheras' con las que aparecieron por la esquina del edificio de La Normal para acabar fundiéndose con la Marea Amarilla frente a la Subdelegación, como esos refuerzos que aparecen en las películas bélicas en el momento más desesperado. De hecho, irrumpieron con cascos de vikingo dispuestos a intervenir en la 'guerra fría' del AVE a Granada en una jornada que también tuvo repercusiones en la vecina Almería, donde un periódico local tituló en portada el día anterior: "Granada y Murcia claman por un AVE que tendrán este año".

En esta movilización convocada por la Mesa del Ferrocarril participaron todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento a excepción del PP, cuyo presidente provincial, Sebastián Pérez, calificó el acto como "otro ridículo monumental" del PSOE. "¿Dónde estaban ellos contra la fusión hospitalaria y 150.000 granadinos?", señaló Pérez en un tweet que fue ampliamente contestado en las redes sociales. De hecho, Francisco Cuenca, alcalde de Granada, volvió a participar ayer en una manifestación ciudadana después de un paréntesis autoimpuesto en las últimas convocatorias. "Granada clama ante una situación que no debemos permitir que se mantenga en el tiempo", señaló el primer edil para exigir a continuación al ministro de Fomento "que cumpla sus compromisos porque a Granada le toca ya ser la prioridad del Gobierno".

Y, amparándose en un estudio de la Diputación de Granada que cifra en más de 400 millones de euros las pérdidas por la desconexión ferroviaria, reclamó "compensaciones" y que el PP "no juegue con cuestiones partidistas" y que garantice que las obras cuentan con "los parámetros de seguridad exigibles".

Por su parte, la delegada del Gobierno de la Junta, Sandra García, pidió "respeto" para Granada y la vuelta "de inmediato" de los trenes por la vía de Moreda "independientemente de las obras del AVE que todavía se están ejecutando". "Exigimos el proyecto de viabilidad para el soterramiento del AVE tal y como se comprometió el secretario general de Infraestructuras toda vez que la Junta, a través de la presidenta, ya mostró su compromiso para colaborar en este proyecto junto al Ministerio y al Ayuntamiento", defendió la delegada.

José Entrena, presidente de la Diputación, desgranó las pérdidas que el aislamiento ferroviario ha ocasionado a Granada partiendo de la estimación de Adif de que cuando se ponga en servicio la alta velocidad llegará cada año a la estación de Andaluces 1,7 millones de viajeros. Según los cálculos de la Diputación, el 50% de los viajeros serán turistas y, con un gasto de 97,3 euros y una media de 2,1 pernoctaciones, la cifra del "agravio" llega a los 417,3 millones, "miles de empleos perdidos para la provincia". "Que nos digan cómo van a compensar las pérdidas con un plan de empleo, con campañas de promoción turística o con un plan de inversiones... Que nos den respuestas y nos digan cuándo vamos a volver a tener ferrocarril", demandó el presidente de la Diputación.

Luis Salvador, portavoz provincial y diputado nacional de Ciudadanos, se unió a la reclamación de esta nueva 'deuda histórica' y exigió al Gobierno que sea "más claro" con la llegada del AVE y que no organice "paripés" para hacer ver "que ya solo depende de las pruebas técnicas y en la práctica aproveche este tiempo para rematar una obra que decía que ya estaba terminada en el mes de noviembre". Todos los representantes políticos coincidieron en el "agravio" que sufre Granada en una concentración que contó también con la presencia de Mari Carmen Pérez, coordinadora provincial de IU o la diputada de Podemos Ana Terrón.

En frente, el PP volvió a atrincherarse y mandó un comunicado a la defensiva en el que encuadró la manifestación por el AVE en la guerra política con el PSOE. "Es un insulto que todo esto venga de un partido que tampoco ha respondido por la venta irregular de entradas en la Alhambra o por los sobresueldos en Cetursa. Aquí protesta el que menos debe, el que más tiene que callar", señaló Pablo García, secretario general de los populares en Granada, después de una semana en la que el PP ha sacado toda su artillería para desacreditar la convocatoria por el AVE de primera.

Y a partir de hoy comienza la cuenta atrás para la movilización por los tres años de aislamiento ferroviario que se cumplirán el próximo 7 de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios