desescalada

Los propietarios del local de Granada desalojado por la Policía Local alegan que hubo una "confusión"

  • Explican que el establecimiento no fue clasusurado y que están pendientes de una reunión con el Ayuntamiento

Agentes de la Policía Local de Granada. Agentes de la Policía Local de Granada.

Agentes de la Policía Local de Granada. / Photographerssports

Los dueños del establecimiento denunciado la noche del viernes al sábado por la Policía Local de Granada cree que se produjo una "confusión". Según indican los propietarios, el local cuenta con dos salas, una destinada a café (que no está insonorizada) mientras que la otra es un auditorio en el que se puede escuchar música en directo. La primera tiene un aforo de 50 personas y la segunda, de 147. Los dueños añaden que dentro del plan de desescalada, en la fase dos se permiten actividades en teatros y auditorios -como el suyo- con las obligadas medidas de higiene y limitación de acceso a un tercio de su aforo. Señalan igualmente que en la noche en la que se produjo el desalojo se cumplían todas las medidas.

"Desde mi punto de vista hemos cumplido" con todas las medidas a las que obliga la norma que regula la apertura de establecimientos de ocio. Los clientes estaban sentados y se respetaba la distancia de seguridad, apostillan. La "confusión", añaden los propietarios fue en relación a las medidas de higiene, no por el aforo. Además, aclaran que el local fue desalojado, pero no clausurado por la Policía Local, por lo que los clientes pudieron volver a entrar. El establecimiento, indican, cerró a las tres de la madrugada. Para aclarar lo ocurrido, los dueños tienen previsto reunirse la próxima semana con el Ayuntamiento de la capital.

La Policía Local de Granada informó ayer a través de una nota de prensa que clausuró un local en la zona del centro que ofrecía música en vivo y superaba el aforo permitido. La intervención se produjo sobre las 0:30 horas de la noche del viernes al sábado dentro del dispositivo de control de establecimientos. En el interior había "gran cantidad de público que asistía a una actuación en vivo", detalla la Policía Local.

Los agentes comprobaron la licencia de actividad del local e informaron al responsable de que no era posible "aún" ofrecer música en vivo "menos aun incumpliendo las medidas de seguridad en cuanto a distancia entre personas y el aforo máximo permitido".  El local quedó clausurado y se retiraron las mesas y sillas de la terraza, además de la denuncia por las "infracciones detectadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios