Granada

Preocupación en el Granada por el impacto en China del 'caso Pina'

  • El club rojiblanco opta por el silencio ante el escándalo aunque inquieta el daño que se puede ocasionar a la imagen de la entidad

El presidente y propietario del Granada, Jiang Lizhang, durante un acto informativo. El presidente y propietario del Granada, Jiang Lizhang, durante un acto informativo.

El presidente y propietario del Granada, Jiang Lizhang, durante un acto informativo. / G. H.

La marca Granada CF está dañada. Por mucho que los actuales propietarios y dirigentes intenten desmarcar al club de todo lo ocurrido en torno a la detención del anterior presidente, Quique Pina, la realidad es que el nombre de la entidad rojiblanca está en el punto de mira. Y es que la mayor parte de los hechos investigados han transcurrido entre las 'paredes' de la entidad rojiblanca que preside el empresario chino Jiang Lizhang que, sin quererlo ni beberlo, ha visto como el club que adquirió en 2016 ha saltado a la palestra por un escándalo de gran alcance y cuyas consecuencias en el club son, de momento, inciertas.

Hasta ahora, la única reacción del Granada ha sido el comunicado que emitió el miércoles nada más comenzar los registros policiales como consecuencia de la operación que lleva a cabo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) y que está dirigida por el Juzgado central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional que dirige José de la Mata.

Toda la información sobre el fútbol español es muy seguida en el país asiático

"Son diligencias previas y secretas... que se enmarcan dentro de una investigación sobre la antigua directiva y propiedad del Club hasta el año 2016". Con esta escueta frase contenida en su breve comunicado del miércoles, la entidad granadinista dejó claro que la intención es mantener al club alejado de la polémica, a todas luces una misión imposible. De esto son conscientes los actuales dirigentes, a los que les inquieta la imagen que pueda irradiar el Granada CF debido al escándalo Pina. Especialmente, al propietario y presidente del club, Jiang Lizhang, muy receloso de la información que pueda llegar hasta China, donde la honorabilidad es una virtud a la que se le da una gran importancia y donde su nombre y el del Granada CF -que es la entidad en la que se cometieron muchos de los presuntos delitos investigados-, van de la mano. No hay que olvidar que el fútbol español es muy seguido en el país asiático.

En la jornada de ayer, la consigna en todos los frentes del club rojiblanco fue mantener el silencio absoluto al respecto del caso Pina. Es más, no se admiten preguntas al respecto en las convocatorias de rueda de prensa, como la celebrada en la tarde de ayer para presentar a el mediapunta danés Andrew Hjulsager y del extremo Salvador Agra, los fichajes que ayer realizó el equipo en el mercado invernal, y en la que estuvieron presentes el director general del Granada, Antonio Fernández Monterrubio, y la directoria de Marketing y Comunicación, Paula de la Peña.

Por tanto, de momento mutismo absoluto en torno a la operación que ha llevado a la detención de Pina. Ni siquiera se ha indicado si hay disposición o no a personarse en el caso si se comprobara que el Granada ha sido perjudicado por las presuntas actuaciones delictivas de Quique Pina en su etapa como presidente de la entidad.

Lo cierto es que a pesar de la política de silencio y de que de momento sale más el nombre del Cádiz, club al que está vinculado actualmente Pina, todo apunta a que cuando se vayan conociendo más datos del caso será el nombre del Granada CF el que adquirirá un indeseado protagonismo. También está por ver en qué puede afectar todo esto al proyecto que pretende imponer Jiang Lizhang. Precisamente, tampoco se conoce la reacción del propietario y presidente del club y qué acciones tiene previsto afrontar conforme se vayan conociendo más datos de las pesquisas policiales. Y es que se teme que, dependiendo del alcance que a medio plazo tenga un escándalo que, se quiera o no, está relacionado con el nombre del Granada, pueda 'enfriar' las intenciones de futuro del empresario, muy preocupado por su imagen y la de sus empresas.

De momento, en las informaciones que están apareciendo en distintos medios de comunicación españoles sobre las actividades de Quique Pina, hacen referencia sobre todo a su etapa en la que fue presidente del club rojiblanco. Por ejemplo, el diario digital El Confidencial recordó ayer que "las investigaciones se centran principalmente en su paso por el Granada CF entre 2009 y 2016". El mismo medio tituló así otra noticia: "Quique Pina cargó al Granada CF los gastos de su barco". Por su parte, la web elpais.com. reveló, citando fuentes próximas a la investigación, que cuando Pina vendía o traspasaba a un jugador de fútbol de su equipo "solo tributaba a Hacienda por el 10% de su coste" y que así pudo defraudar hasta 200 millones de euros.

Mientras la única declaración de intenciones realizada por el Granada CF en su comunicado es la de colaborar "en todo lo necesario con las autoridades judiciales", en el Cádiz no se ha ido mucho más allá. Aún así, el presidente del club cadista, Manuel Vizcaíno, convocó a los medios de comunicación para declarar que el consejo de administración "está al mando" de "todas las operaciones" del club de "manera directa" y que asumen las funciones que tenía Quique Pina. El presidente señaló que el Cádiz CF "está fuera de toda duda" en este asunto en el que está implicado Pina y al "margen" del procedimiento judicial que se ha emprendido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios