Entrega de galardones

Reivindicación del conocimiento

  • El Consejo Social premia a los investigadores García Luque y González Martínez, al Instituto Universitario Carlos I de Física Teórica y Computacional, Caja Rural, Conecta 13 y al MOOC de Fundamentos de Informática

Imagen de los premiados Imagen de los premiados

Imagen de los premiados / G. H.

Cinco premiados. Cinco discursos. Un único eje. Destacar el papel de la Universidad de Granada como centro del conocimiento y, además, como motor de cambio. Personal y social. La sede del Rectorado, en el Hospital Real, acogió la ceremonia de entrega de los premios anuales del Consejo Social de la UGR, que en esta edición recayeron en los jóvenes investigadores Manuel García Luque y Alejandro González, en el Instituto Universitario Carlos I de Física Teórica y Computacional, el Curso Abierto En Línea (MOOC, por sus siglas en inglés) sobre Fundamentos de Informática, la empresa Conecta 13 Educación y Desarrollo Profesional y, por último, Caja Rural de Granada.

Desde el Consejo Social, su presidente, Gregorio Jiménez, incidió una vez más en la necesidad de un “modelo productivo intensivo en conocimiento”, en el que la Universidad “puede y debe ser pilar fundamental”. Se destacó la necesidad de la “hibridación de conocimientos” y de transversalidad entre las distintas áreas como “una valiosa estrategia” y se remarcó el proyecto del acelerador de partículas como elemento clave para ese nuevo modelo productivo.

Prieto recordó que en el origen del curso estaba el desasosiego que vivió como docente

Los premiados reivindicaron su vinculación con la Universidad y lo hicieron, cada uno, a su manera, a través de su propia trayectoria y vivencia. Manuel García recordó que llegó a la UGR siendo menor de edad. Laureado por su carrera investigadora, el historiador y docente reivindicó el sistema público de enseñanza y las becas. La rectora de la UGR, Pilar Aranda, recogió el guante y asumió el discurso reivindicativo del premiado. Calificó de “fundamental” la defensa de la enseñanza pública. García también evidenció los pies de barro del sistema. Precariedad, contratos temporales y bajas remuneraciones asaeteana los jóvenes investigadores. “Somos el eslabón más débil”, criticó.

Alejandro González Martínez, del Departamento de Microbiología, trazó el vínculo que le une “desde chico” con la Universidad por la vía de sus padres, ambos catedráticos. Recordó que la rectora le dio clase en Farmacia. Cerró su discurso con el recuerdo de la lectura de Cartas finlandesas, de Ángel Ganivet, donde, dijo, se perfila la idea de que las sociedades ricas son aquellas capaces de “expandir” sus ideas, no únicamente gestarlas. Los dos investigadores fueron premiados en la modalidad de Trayectoria de jóvenes investigadores.

Por su parte, la directora del Instituto Universitario Carlos I de Física Teórica y Computacional, Elvira Romera, destacó en su discurso de agradecimiento por el premio en la modalidad de Departamentos, Institutos Universitarios, Grupos de Investigación y Unidades de Excelencia la capacidad del centro de aglutinar grupos de investigación de las distintas universidades públicas andaluzas y adelantó que se ha firmado un convenio entre Sevilla, Málaga, Granada y Almería para avanzar en la investigación. Avanzó la apuesta del Instituto en la consecución del sello de excelencia de las convocatorias nacionales Severo Ochoa y María Maeztu.

En la modalidad de Actividad Formativa fue galardonado el curso sobre Fundamentos de Informática, coordinado por Alberto Prieto Espinosa. El profesor recordó el origen de la iniciativa, cuando al borde de la jubilación sentía desasosiego por el elevado número de suspensos de su asignatura. Se volcó en You Tube como plataforma para hacer llegar a sus alumnos los conocimientos necesarios para superar la materia. Y lo consiguió. De una media de aprobados del 57% pasó al 84%.

En Empresas e instituciones se premió la labor de Conecta 13 Educación y Desarrollo Profesional SL. Fernando Trujillo incidió en lo “frágil” que es el ecosistema de las pymes y en la posibilidad de que la UGR sea líder en transferencia. Esta empresa, recordó la rectora, nació en el campus de Ceuta.

Caja Rural de Granada obtuvo el premio en la modalidad de Empresas, Instituciones y Organizaciones Sociales. Antonio León recogió el galardón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios