Granada

La UGR recibe 4 millones para optar a los grandes programas de excelencia

  • La financiación obtenida se empleará en reforzar las candidaturas de la Universidad a unidades con el sello María de Maeztu

  • Un total de catorce iniciativas de la UGR recibirán fondos

Edificios de la UGR en el campus del PTS. Edificios de la UGR en el campus del PTS.

Edificios de la UGR en el campus del PTS. / Carlos Gil

La Universidad de Granada (UGR) ha conseguido 4 millones de euros en la convocatoria 2017 de ayudas para el programa de Fortalecimiento de Institutos Universitarios de Investigación de las Universidades Andaluzas, Centros e Infraestructuras para la adquisición del sello Severo Ochoa o María de Maeztu, que acreditan a centros y unidades de excelencia. Esta propuesta provisional de ayudas ha sido publicada hace unos días por la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad. En el caso de Andalucía, el único centro que ostenta el sello Severo Ochoa es el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), ubicado en Granada y que en dos ocasiones se quedó a las puertas de este reconocimiento.

Según se explica desde la UGR, se han presentado un total de 24 solicitudes de ayudas para avanzar en la adquisición de los sellos Severo Ochoa –que está orientado a centros y valora el modelo que sigue el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)– o María de Maeztu, enfocado a la excelencia en unidades, donde las universidades centran sus esfuerzos en la obtención de estas acreditaciones. La institución granadina ha conseguido financiación para catorce. por un total de 4 millones de euros de los 8,8 con los que estaba dotada esta convocatoria.

La Universidad de Granada ha reiterado en numerosas ocasiones que uno de sus objetivos estratégicos es la obtención de unidades María de Maeztu, que permiten la obtención de financiación adicional y participar en programas restringidos a las unidades con esa acreditación. En concreto, ser unidad María de Maeztu supone 500.000 euros anuales durante los cuatro años de vigencia. Por su parte, conseguir el sello Severo Ochoa garantiza un millón al año durante cuatro años.

El hecho de que la UGR no haya obtenido todavía ninguna acreditación María de Maeztu justificó hace justo un año que el entonces consejero de Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, remitiera una misiva al ministro de Economía, Luis de Guindos, en la que arremetía contra el “sesgo territorial” de las sucesivas convocatorias, en las que las ayudas se han centrado en proyectos ubicados en Madrid y Barcelona.  La del 2017 nació muerta para la UGR, que sufrió en sus propias carnes el cambio de criterio del Ministerio y que se limitara la participación a las unidades creadas antes de enero de 2015.

El vicerrector de Investigación y Transferencia de la UGR, Enrique Herrera Viedma, destacó que el resultado de la UGR “es más que sobresaliente, gracias a la política de creación de las Unidades de Excelencia en todos los campos del saber por la que hemos apostado en nuestra institución”.

Entre las solicitudes que han conseguido financiación en esta resolución provisional están el Instituto Carlos I de Física Teórica y Computacional, que se haya en pleno proceso de evolución a centro interuniversitario (precisamente para optar a los sellos de excelencia), o las Unidades Científicas de Excelencias en Ejercicio y Salud, en Cerebro, Comportamiento y Salud o Modeling Nature, from Nano to Macro. Otro de los centros interuniversitarios en los que participa la UGR es el Data Science and Computational Intelligence (DaSCI), una de las áreas en las que la institución granadina cuenta con una mayor fortaleza investigadora. También recibirán financiación las actividades Particle and astroparticle physics: theory and experiments; Estrategias de medición de precisión para la estratificación e intervención terapéutica y Fortalecimiento de infraestructuras tecnológicas y estudios multidisciplinares en la unidad de excelencia para el estudio de los trastornos del envejecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios