Granada

Salar pide apoyo para continuar los trabajos en la villa romana

  • Las autoridades locales reclaman a la Junta fondos y que sea declarado BIC

  • Esta semana se ha hallado un bello mosaico

Comentarios 1

Los continuos hallazgos en la villa romana de Salar han situado a este pequeño pueblo del Poniente de Granada de apenas 2.700 habitantes en el mapa de los importantes yacimientos arqueológicos de España pero, a pesar de su riqueza, las autoridades locales reclaman a la Junta fondos y que sea declarado Bien de Interés Cultural. Los expertos confían en la riqueza de este espacio único en la provincia de Granada y del que sólo se ha excavado un 10% de su superficie.

La tercera campaña arqueológica en el yacimiento, que ha finalizado estos días, ha confirmado la importancia de esta villa romana comparable según los expertos a villas como La Olmeda (Castilla y León) y a otros modelos de la arquitectura rural de la península.

El técnico Manuel Moreno asegura que el yacimiento es una de las villas más significativas

La aparición de numerosos mosaicos geométricos, de caza y pinturas de incalculable valor junto a una escultura de Venus púdica de estilo capitolino del siglo II en muy buen estado de conservación demuestran que la villa romana fue el epicentro del mundo romano en Granada.

Manuel Moreno, técnico de la excavación y experto en arquitectura romana doméstica explica a Efe que el yacimiento de Salar es uno de los mejores referentes de villas en España. "No tiene nada que envidiar a otras del Norte de África o la península itálica", porque, según este especialista en arqueología de la Antigua Roma, es comparable a otros modelos de la arquitectura rural de la península ibérica. Así, los mosaicos hallados en esta última excavación representan la importancia del dominus o propietario de la Villa.

Los arqueólogos que han trabajado en las diferentes excavaciones describen la villa como un importante "complejo residencial romano" de hace 20 años. Las primeras excavaciones se realizaron en 2005 cuando en los trabajos de construcción de una depuradora aparecieron restos romanos que motivaron inicialmente la paralización de las obras y, con posterioridad, la apertura de una excavación que cubrió solo una parte de la pars urbana (habitaciones utilizadas como vivienda por los propietarios) de la extensa villa.

Los últimos trabajos en la villa han dejado al descubierto un mosaico de caza con un jinete en actitud triunfal atacando a un jabalí. "Por su ubicación, podría ser la representación del propio propietario de la villa, algo muy habitual entre poderosos romanos", describe Moreno quien recrea cómo era ese peristilo, o patio monumental central de la villa, rodeado de naturaleza controlada y columnas, con una sala triclinar o de recepción del dominus. "La iconografía estaba pensada para impresionar a los visitantes, algo que también destaca la importancia y poder adquisitivo del dueño de esta residencia", explican los arqueólogos que han trabajado en Salar.

A pesar de la riqueza de este yacimiento, las autoridades locales reclaman a la Junta de Andalucía fondos para continuar la conservación y puesta en valor de este espacio que reclama ser declarado Bien de Interés Cultural.

De hecho, el alcalde de Salar, Armando Moya, ha pedido en reiteradas ocasiones a la administración andaluza que financie el proyecto de investigación de la Villa presupuestado en 155.000 euros. Este proyecto es decisivo en el desarrollo de las excavaciones durante los próximos 5 años ya que permitirá estudiar la parte urbana y rústica de este gran complejo residencial romano, así como contextualizarlo en su entorno y comprender qué papel tenía Salar hace en el imperio romano.

Moya insiste en las limitaciones económicas del Ayuntamiento para conservar y difundir la villa. "Sin embargo para una administración como la Junta no representa apenas nada" y subraya la riqueza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios