primer día de clase en la Universidad de Granada

La Universidad de Granada estudia adelantar el inicio del curso

  • El adelanto de fechas de las recuperaciones en los institutos “ayuda” a esta decisión, que debe pasar por consejo de gobierno

  • Las clases comenzarían en la primera semana de septiembre

Imagen de archivo de una prueba de Selectividad en Medicina. Imagen de archivo de una prueba de Selectividad en Medicina.

Imagen de archivo de una prueba de Selectividad en Medicina. / Álex Cámara

La Universidad de Granada (UGR) ya trabaja con la posibilidad de adelantar una semana más el inicio de las clases en los estudios de grado. Así lo indicó el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad, José Antonio Naranjo, que manifestó que el posible adelanto de los exámenes extraordinarios de septiembre a junio planteado por la Consejería de Educación –tal y como se recoge en el borrador de estudios de Bachillerato– “nos ayuda” a afrontar este nuevo cambio en el calendario académico.

En el curso 2017-2018 -tras un año de transición- la Universidad de Granada apostó por adelantar el inicio de las clases, suprimió los exámenes de septiembre y dio la opción a los centros de elegir entre un calendario con semestres abiertos o cerrados.

Esa decisión vino acompañada de la reivindicación de que Andalucía también asumiera el cambio en cuanto a los exámenes de Selectividad, sobre todo en lo referente a la convocatoria de septiembre. Desde que la UGR comienza las clases a mediados de ese mes, el inicio de la docencia en las facultades se solapa con el desarrollo de las pruebas de acceso a la Universidad en su convocatoria extraordinaria. Esta situación obliga a que la UGR haya establecido que los primeros cursos de los grados en los que quedan plazas vacantes para los de septiembre puedan comenzar las clases a fin de mes, con el fin de quienes se incorporen a los estudios tras la extraordinaria no pierdan clase.

Este solapamiento entre inicio de clases y pruebas de acceso tiene, si el borrador por el que se establece la ordenación y el currículo del Bachillerato en Andalucía sale adelante, los días contados. “Con el fin de facilitar al alumnado la recuperación de las materias con evaluación negativa, por Orden de la Consejería competente en materia de educación se determinarán las condiciones y se regulará el procedimiento para que los centros docentes organicen en el mes de junio las oportunas pruebas extraordinarias en cada uno de los cursos”, se recoge en el texto, pendiente de aprobación y que está previsto que regule estas enseñanzas a partir del próximo curso 2020-2021.

El adelanto de las pruebas extraordinarias puede conllevar también el adelanto de la segunda convocatoria de las pruebas de acceso a la Universidad, la rebautizada como Pevau, también a junio o julio, como ocurre en la mayoría de las comunidades autónomas salvo Andalucía, Cataluña, Murcia y Aragón. Son las únicas que mantienen las extraordinaria después del verano.

Este adelanto en las fechas facilitaría a su vez que la Universidad de Granada acometiera un nuevo adelanto del inicio del curso académico. Este año las clases comenzaron el 11 de septiembre. “La idea es adelantar una semana, empezar antes”, indicó sobre esta decisión el vicerrector de Estudiantes, que adelanta que, en cualquier caso, la decisión sobre el calendario debe pasar por consejo de gobierno. Las clases comenzarían en la primera semana de septiembre.

Un 10% de los estudiantes de primer curso de grado en la UGR se incorporan a las clases tras la convocatoria de septiembre, indica Naranjo, que señala que el probable cambio en las fechas de los institutos permita que estos alumnos “ingresen en la Universidad antes”, a la par que los que accedieron en la ordinaria de junio. “Esto permite adelantar la entrada y facilita que se vaya más desahogado en la implementación del calendario”, arguye el vicerrector, que, como también expresa la rectora, Pilar Aranda, añade que “el rendimiento académico es mejor” en las comunidades que han apostado por cambiar de fechas y hacer antes de las vacaciones de verano la repesca de la Selectividad.

“El mes de agosto pueden dedicarlo a descansar”, insistió la rectora, preguntada por la posibilidad de que la aprobación del borrador lleve consigo el adelanto de fechas de la convocatoria extraordinaria de las pruebas de acceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios