IFMIF Dones en Escúzar

La UGR y el Ciemat diseñan el primer laboratorio del proyecto del acelerador de partículas

  • Permitirá desarrollar los trabajos previos a la construcción de la infraestructura científica

El proyecto se desarrollaría en Escúzar. El proyecto se desarrollaría en Escúzar.

El proyecto se desarrollaría en Escúzar. / R. G.

La Universidad de Granada (UGR) y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) ya trabajan en el diseño del primer laboratorio en el que se trabajará en el desarrollo del acelerador de partículas, el conocido como IFMIF Dones y que se prevé construir en Escúzar si Granada es elegida como sede para albergar esta estructura científica, clave para el desarrollo de los futuros reactores de fusión nuclear.

Así lo aseguró la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, en un encuentro con los medios con motivo del inicio del curso académico en la Universidad de Granada. Aranda indicó que la Universidad “junto con el Ciemat sigue avanzando” en el proyecto y que un paso será la creación de este laboratorio. El objetivo es crear grupos de investigación que se especialicen en el área de fusión nuclear. “Nosotros tenemos que hacer los deberes”, indicó sobre los pasos dados por el Ciemat y la propia Universidad, que mantienen el desarrollo de actividades conjuntas –como la unidad mixta que se anunció el pasado mes de enero– pese a que el que finalmente el acelerador se instale en Escúzar “va a depender de la apuesta que haga Europa”, reconoció la rectora. Japón también pugna por ser sede de esta infraestructura científica, que pretende avanzar en el desarrollo de una nueva fuente de energía, a través de la fusión nuclear, que permita rebajar la dependencia con respecto a los combustibles fósiles.

Aranda señaló que los detalles del laboratorio “no están definidos”, así como decidida su ubicación, aunque deberá conectarse de alguna manera con la Universidad por un lado y con Escúzar por otro. “No queremos adelantar” detalles, indicó, aunque subrayó que ya están en marcha grupos de investigación para desarrollar líneas de trabajo relacionadas con el proyecto, que trabajará en ensayos de irradiación de materiales para la construcción y operación segura de futuros reactores de fusión nuclear.En el plano institucional, Aranda destacó que el del acelerador de Escúzar es uno de los “proyectos de futuro” marcados por la Universidad, junto con la celebración de su quinto centenario, en el año 2031. Granada aspira a ser capital europea de la cultura en ese mismo año.

En lo político, la rectora destacó que “no ha habido protagonismo de nadie”, en relación con las distintas instituciones y administraciones implicadas. El hecho de que el Gobierno central esté en funciones “ha retrasado” la aprobación de la ley que debe dar cobertura a la creación del consorcio entre la Junta de Andalucía y el Gobierno que desarrolle el proyecto y pueda avanzar en la financiación del mismo. El coste del acelerador es de 400 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios