Pago de los complementos autonómicos en la Universidad

La Universidad de Granada reconoce que le falta un millón para pagar los complementos autonómicos

  • La UGR debe abonar 3 millones y había presupuestado 2

  • El resto, hasta los 10 millones, se retribuirá el próximo ejercicio

Edificios de la UGR en el campus del PTS. Edificios de la UGR en el campus del PTS.

Edificios de la UGR en el campus del PTS. / Carlos Gil

La Universidad de Granada (UGR) abonará en la próxima nómina un tercio del pago correspondiente a los complementos autonómicos recientemente concedidos. Se trata de tres millones de euros, pese a que la Universidad, según explicó la rectora, Pilar Aranda, tiene presupuestados dos. “Nosotros, todo lo que podamos adelantar lo vamos a pagar”, explicó Aranda, que destacó los números de la UGR en cuanto a las solicitudes presentadas para tener derecho al pago de este complemento autonómico y el éxito obtenido en la convocatoria. Según los datos de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, se tramitaron 2.569 solicitudes, de las que 2.335 fueron admitidas y 234 descartadas.

“Es un porcentaje de éxito altísimo”, incidió la rectora, que destacó que el número de solicitudes aprobadas por la Consejería supone “avalar el buen hacer de la Universidad” de Granada también en el terreno de la gestión. Estos complementos autonómicos reconocen los méritos profesionales adquiridos, no se convocaban desde 2008 y suponen evaluar la actividad investigadora, docente y de gestión del personal universitario.

“Teníamos previstos dos y son tres” los millones que tiene que abonar la UGR en este 2019. El resto, hasta alcanzar los 10 millones de euros que supone el pago de estos complementos autonómicos, se pagará en 2020. Sobre la diferencia entre el presupuesto calculado y el dinero que, finalmente, debe retribuir la Universidad, Aranda destacó que “estamos buscando, porque queremos cumplir con nuestras obligaciones”.

Sobre la situación en la que queda el pago de los dos tercios de los complementos autonómicos que quedan por pagar, la rectora aseguró que se trabaja en ello. “Estamos buscando financiación, trabajando en cuestiones relacionadas con la cota de personal, porque lo que nos autoriza la Junta se queda corto”. La cota de personal es el margen legal que determina hasta dónde se permite a la UGR llegar en el capítulo 1, el de gasto de personal.

En estas semanas se trabaja en cerrar el presupuesto de la Universidad de Granada para el próximo ejercicio. Se hará sin que el nuevo modelo de financiación de las universidades públicas esté aprobado. El consejero, Rogelio Velasco, se comprometió a presentar un borrador a los rectores en este otoño. Ese borrador recogería algunas de las reivindicaciones de la UGR.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios