Apertura del curso en la Universidad de Granada

La Junta acometerá el cambio del mapa de titulaciones y reconoce la falta de financiación del sistema universitario

  • La secretaria general de Universidades de la Junta reconoce "ineficiencias y solapamientos" en la actual oferta universitaria

  • También se compromete a modificar la Ley Andaluza de Universidades

La Junta acometerá el cambio del mapa de titulaciones y reconoce la falta de financiación del sistema universitario La Junta acometerá el cambio del mapa de titulaciones y reconoce la falta de financiación del sistema universitario

La Junta acometerá el cambio del mapa de titulaciones y reconoce la falta de financiación del sistema universitario / Álex Cámara

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, mantuvo el tono, las críticas y las demandas que ha hecho públicas en no pocas ocasiones en los últimos años a cuenta de la financiación universitaria en la apertura solemne del curso académico, esta mañana en el Crucero del Hospital Real.

La cuestión, junto con la crítica a la inestabilidad política y a la incertidumbre, fue eje central de la intervención de la rectora. En la misma mesa que presidía el acto, la secretaria general de Universidades de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta, Rosa María Ríos Sánchez, no sólo reconoció los problemas de financiación, sino que expuso el compromiso de la Junta de crear un “nuevo mapa de titulaciones”. Tambiéb adelantó que “abordaremos la reforma de la Ley Andaluza de Universidades” y, como ya señaló el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, el pasado jueves precisamente en Granada, la reformulación del modelo de financiación, cuyo borrador se presentará a los rectores andaluces el próximo mes de octubre. La Junta responde así a las demandas de la UGR.

El nuevo modelo de financiación tendrá en cuenta el rendimiento, una variable que se reclama desde la UGR

Ríos Sánchez destacó en su discurso que la Universidad de Granada “juega y tiene necesariamente que seguir jugando un papel destacado” en el sistema universitario andaluz. El guiño continuó cuando la secretaria general de Universidades reconoció que “somos conscientes de que las universidades andaluzas están dotadas con menos recursos” que otras instituciones europeas, y que desde la Administración no se ha podido “subsanar áreas de ineficiencia”. El nuevo modelo de financiación servirá para aumentar la dotación y, tal y como reclama la UGR, se tendrá en cuenta el “rendimiento” de cada una de las universidades andaluzas, además de las “necesidades estructurales”.

La asistencia al acto fue notable. La asistencia al acto fue notable.

La asistencia al acto fue notable. / Álex Cámara

Otro melón que la secretaria general de Universidades se comprometió a abrir es el del mapa de titulaciones. “Contamos ya con un estudio descriptivo que identifica ineficiencias y solapamientos” en la oferta de títulos. “Vamos a trabajar con los rectores en una ordenación más racional”. El debate no es nuevo. El pasado mes de marzo Velasco ya habló de una “probable” fusión de grados, aunque inmediatamente la Junta descartó el cierre de facultades. En su momento, y en referencia a las palabras del consejero, Aranda indicó que la UGR “puede estar tranquila”.

En ese “nuevo mapa de titulaciones” se apostará, según la representante de la Junta en la apertura del curso académico, por un “equilibrio” entre ciencias y humanidades.

“Esperemos que no sean 500 años los que esperemos para el tema presupuestario”, chanceó la rectora

Sobre las plantillas docentes, Ríos Sánchez indicó que “una de nuestras prioridades” será reducir el número de interinos e instó a “promover” la contratación de ayudantes doctores. También señaló que se planificará con las universidades el relevo generacional tras años en los que progresivamente ha aumentado la media de edad del profesorado, una de las preocupaciones que ha expresado en numerosas ocasiones Pilar Aranda.

Ésta arremetió contra la “inestabilidad política” y la “incertidumbre” que, reconoció, “condiciona de forma importante” el día a día de instituciones como la Universidad. Demandó urgencia en los cambios estructurales que demanda la Universidad, que además se enfrenta al liderazgo de la iniciativa Arqus, dentro del proyecto de Universidades Europeas que supone “determinar el rumbo” del Espacio Europeo de Educación Superior. Para ello, indicó Aranda, serán necesarios “cambios normativos” y respuestas a “nivel político y legislativo”. Clamó de nuevo por una nueva Ley de Universidades, que flexibilice el marco en el que se mueven estas instituciones. Criticó que “nuestro país permanece de perfil” ante los cambios necesarios para hacer del conocimiento “motor de progreso”.

“Nos sentimos perjudicados” en el reparto que anualmente realiza la Junta de los fondos para las universidades andaluzas, indicó la rectora, que también manifestó está “esperanzada” con los cambios propuestos por el Gobierno regional en el modelo de financiación. “Esperemos que no sean 500 años los que esperemos para el tema presupuestario”, chanceó la rectora a cuenta de la celebración, en 2031, del quinto centenario de la creación de la Universidad de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios