Política municipal

Vía libre del PSOE de Granada a Paco Cuenca para plantear la moción de censura contra Luis Salvador

  • Sebastián Pérez tendría la llave para que salga adelante sin que lo impida el Pacto Antitransfuguismo

Paco Cuenca y Luis Salvador, en junio de 2019, durante el pleno de investidura.

Paco Cuenca y Luis Salvador, en junio de 2019, durante el pleno de investidura. / Archivo G. H.

Casi tres semanas, de las seis dadas de plazo -o lo que es lo mismo: la mitad de la fecha límite- es lo que ha pasado desde que el ex teniente de alcalde y exconcejal del PP, que ahora se encuentra como edil no adscrito, Sebastián Pérez dinamitase el pacto por la Alcaldía de Granada. Pérez fue tajante en su ultimátum y le dijo a su expartido que tenía como máximo un mes y medio para quitar a Luis Salvador (Cs) de alcalde o haría que el socialista Paco Cuenca volviese a coger las riendas de la capital granadina. Y aunque el PP ha movido hilos para intentar hacerlo -incluso llegándose a plantear aceptar la condición de que quien se colgase el collar de regidor fuese Francisco Fuentes y no Luis González, como quería el partido- el apoyo de la dirección nacional de Cs a Salvador provocó un cambio de guion que deja al socialista preparado en la banda a expensas de que pida formalmente el cambio y el árbitro anuncie que puede ingresar en pista.

Decía Heráclito eso de todo cambia, nada permanece y en política se demuestra que es tal que así. Paco Cuenca ganó las elecciones, se quedó sin gobernar y lo mismo se va de vacaciones como alcalde en vez de como líder de la oposición. La vorágine de los últimos días en el Ayuntamiento de Granada, con esa dimisión en bloque del todo el equipo de gobierno municipal -salvo el alcalde y un concejal (José Antonio Huertas)-, así como la baja de Ciudadanos de los otros dos ediles con los que contaba la formación naranja en la Plaza del Carmen, Manuel Olivares y Lucía Garrido, han propiciado que el PSOE, que aguardaba a ver el planteamiento de partido rival para formar el suyo, haya dado vía libre a Paco Cuenca para que haga lo que tenga que hacer. Es decir, para comenzar a gestar esa moción de censura que todo apunta que se llevará a cabo y que aupará al PSOE, como hace cuatro años, a la Alcaldía en el ecuador del mandato si Salvador sigue como hasta ahora aferrado al sillón.

"La ejecutiva del PSOE de la capital respalda al Grupo Municipal Socialista, y a su portavoz, Paco Cuenca, en la situación de crisis que atraviesa el Ayuntamiento, especialmente desde la dimisión de los concejales del PP a principios de esta semana. La reunión de los integrantes de la dirección socialista en la capital ha concluido, tras la deliberación y el debate oportuno, con un respaldo unánime para que el grupo municipal actúe con plena libertad en la adopción de soluciones para resolver la peor crisis institucional en el Ayuntamiento granadino en el actual periodo democrático, sin descartar ningún escenario". Así fue como este domingo el PSOE anunciaba esa apertura de posibilidades, en la que se incluye la moción de censura, que, aunque Salvador mantiene que no podría llevarse a cabo por el Pacto Antitransfuguismo, sí que se podría efectuar con el voto de Sebastián Pérez.

Según informes del PSOE sobre ese Pacto firmado a nivel nacional por los partidos el pasado noviembre, sí que podría contemplarse la posibilidad de que Sebastián Pérez votara a favor de una moción impulsada por el PSOE y Unidas Podemos, sin que fuera considerado tránsfuga. Y es que, según el citado documento, la moción podría ser apoyada por un edil que no formara parte del grupo del alcalde, aunque sí que lo hiciera del equipo de gobierno, algo que también validaría a los ediles populares a votar para desbancar a Salvador, pero no a Olivares ni a Garrido.

Dadas las circunstancias, el PP en ese sentido se encuentra atado para no poder favorecer la moción, pues obviamente eso sí que podría dinamitar el resto de pactos que existen a nivel nacional con la formación naranja, por mucho que traten de salvar distancias entre ellos y lo ocurrido en Granada. Esto el PSOE lo sabe y también le sirve de argumento para criticar la actitud popular en la Plaza del Carmen.

"Mientras que el PP ha vuelto a traicionar a la ciudad abandonando sus responsabilidades en un gobierno que logró a través del Pacto de los Trapos Sucios, el grupo municipal socialista es el único equipo humano dentro del Consistorio que ha priorizado las necesidades de la ciudadanía frente al ridículo y el bochorno de la situación provocada por el PP y Luis Salvador", aseguró el secretario de organización del PSOE de Granada, Jacobo Calvo, que consideró que Granada se ha convertido, "por los trapicheos del PP y CS, en el hazmerreír de toda España".

Así, tras volver a pedir a Salvador "sensatez, que se eche a un lado y deje gobernar a la lista más votada, que es el PSOE", aseguró que Cuenca y el grupo municipal socialista tienen "vía libre para que adopten las medidas que consideren pertinentes y necesarias para reconducir la situación municipal y liberar a la ciudad de Salvador y de la situación sin precedentes generada por un PP irresponsable e injustificable". En resumen, vía libre para presentar la moción de censura en la que, tras lo citado anteriormente, Sebastián Pérez se convertiría en la llave maestra que abre esta puerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios