Granada

El Virgen de las Nieves, denunciado por más de 1.200 profesionales ante la Inspección de Trabajo

El Virgen de las Nieves, denunciado por sus profesionales ante la Inspección de Trabajo El Virgen de las Nieves, denunciado por sus profesionales ante la Inspección de Trabajo

El Virgen de las Nieves, denunciado por sus profesionales ante la Inspección de Trabajo

El Virgen de las Nieves, hospital de referencia de Granada, se encuentra sin gerente al mando y con una denuncia puesta por más de 1.200 de sus profesionales ante la Inspección de Trabajo. A la Consejería de Salud le crecen los enanos en Granada, puesto que se eleva de nuevo una crisis sanitaria derivada de los coletazos de la anterior motivada también por la falta de profesionales en el centro y el desgaste de los que hay como consecuencia directa.

La Junta de Personal del Virgen de las Nieves que hace escasas semanas denunciaba no solo el estado de los sanitarios del centro, si no también la precariedad en la atención que están sufriendo ya los pacientes, ha presentado hoy a las 11 de la mañana ante la Inspección de Trabajo una denuncia por la falta de contrataciones en todas las categorías, el exceso de jornada de los trabajadores sanitarios o la no cobertura de vacantes. 

Los más de 1.200 profesionales firmantes de la denuncia, acusan al centro de una situación "insostenible" que deja daños colaterales en varios frentes. No solamente la salud de los profesionales se ve castigada por los excesos de horas, guardias y estrés sobrevenido, también los pacientes acusan, tal como explica la Junta de Personal, grandes retrasos en tratamientos como el oncológico, pruebas diagnósticas y operaciones quirúrgicas.

Las listas de espera están engordando, sostienen, ya que el plan extraordinario contra las listas de espera enmarcadas en el Plan de Choque (caballo de batalla de la Consejería de Jesús Aguirre) está parado. Los profesionales aseguran la actividad quirúrgica de la tarde para bajar las listas de espera está paralizada por lo que no solo no baja la lista de afectados por las demoras, sino que está tendiendo a engrosarse ya que hay quirófanos de actividad habitual también sin uso. 

La política de recortes aplicada por la Consejería de Salud, señalan, ha derivado en la suspensión de contrataciones desde septiembre, ha llevado a un aumento de las listas de espera, suspensión de intervenciones quirúrgicas y reducción de los profesionales por turno en cada servicio, lo que ha provocado a su vez que las condiciones laborales de los trabajadores sanitarios alcance niveles insostenibles.

Como explican desde UGT, uno de los sindicatos representados en la Junta de Personal, a cada trabajador se le adeudan una media de 120 horas, por lo tanto hay un exceso de jornada, porque los trabajadores no paran de hacer turnos y ver reducidos sus descansos, se vulneran permisos reglamentarios y, en contraposición, la plantilla cada vez asume una mayor sobrecarga de trabajo.

Por otro lado, la media edad de la plantilla del centro, además, está envejecida, por lo que cuando se producen bajas, cada vez son de mayor duración.

Un círculo vicioso, señalan, que toca de lleno en la salud y atención de los pacientes, mientras que la única respuesta de la administración sanitaria ha sido que no pueden hacer nada para resolver esta situación porque se ha sobrepasado el límite de presupuesto para el capítulo de personal.

Dada la situación, consideran que debe ser la Inspección de Trabajo la que debe poner orden y actuar para que los trabajadores puedan tener jornadas sostenibles y atender a los pacientes de manera sosegada, como siempre han hecho, ya que el estrés y la sobrecarga laboral es la constante diaria.

Los profesionales sanitarios, "han hecho y hacen todo lo que está en su mano; esta Administración debería no seguir con esta política de recortes que tanto daño está haciendo a la sanidad pública granadina y, por extensión y principalmente a los pacientes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios