Deportes

World Pádel: un evento que costó 125.000 euros y dejó un impacto de 1,5 millones, según el PSOE

  • La suspensión de esta competición por la asfixia económica de las arcas municipales llega tras la guerra de cifras por la Copa de la Reina

Presentación del último World Pádel Tour de Granada en la Alhambra Presentación del último World Pádel Tour de Granada en la Alhambra

Presentación del último World Pádel Tour de Granada en la Alhambra / Carlos Gil

Comentarios 0

El primer año se presentó en el Mirador de San Nicolás. El segundo, en el Partal de la Alhambra donde el entonces alcalde Paco Cuenca se atrevió a pelotear con algunas de las estrellas del pádel, un juego que se hizo famoso en parte por la figura José María Aznar –aunque venía pegando fuerte desde antes– y cuya popularidad a la hora de practicarlo se explica en su universalidad. Apto para muchos bolsillos, para todos los físicos y todas las edades, el reto constante de este deporte es ganar en visibilidad en la pantalla y en público en los diferentes torneos. Con mucha tradición en el continente americano, especialmente en Argentina, y con España como potencia europea, el World Pádel Tour es el gran circuito profesional que reunió a 225.000 espectadores en 2018 a lo largo de sus diferentes pruebas. Y que Granada pierde ahora en detrimento de Córdoba.

Estos abiertos se disputan en España en ciudades como Logroño, Vigo, Valencia, Mijas (Málaga), Menorca, Alicante y Jaén, lugares en los que se han cifrado impactos económicos superiores al millón de euros basándose únicamente en el balance de los organizadores. No obstante, en algunas capitales como es el caso de la vecina Jaén se produjo una guerra de cifras entre el equipo de gobierno del PP que señaló el retorno del Open celebrado frente a la Catedral de Vandelvira en 1,8 millones de euros mientras que el PSOE criticó una pérdida económica para el Ayuntamiento en torno a los 200.000 euros

En lo que respecta a Granada, en 2017 se indicó que el impacto superó los 1,3 millones de euros mientras que en 2018 se aseguró que dejó más de 1,5 millones de retorno a la ciudad gracias sobre todo a las 12.000 personas que, según el exconcejal de Deportes del PSOE, vinieron de fuera "pernoctando, comprando y visitando comercios de la capital".

Concretamente, el exedil del ramo, el socialista Eduardo Castillo, detalló que el impacto de más de 1,5 millones correspondía al retorno en imagen de 758.852 euros, a los que hay que sumar los 507.000 de retorno online, desglosados en la inversión directa del evento y en el valor de las pernoctaciones de los asistentes, además de los 251.777 euros de retorno offline.

Datos que, como suele ocurrir en este tipo de eventos, se basan en numerosas cuestiones intangibles o con repercusión únicamente en el ámbito privado (hoteles, comercios y restauración) para un evento que se ubicó dentro de la marca 'Granada Ciudad del Deporte' en el que la ciudad gastó en 2018 una suma de 125.000 euros procedentes las arcas municipales y un precio similar en el año precedente.

Al parecer, y según explicó Castillo durante el balance del World Pádel Tour 2018, el anterior equipo de gobierno inició negociaciones para traer el evento por tercer año consecutivo a pesar de que tendría un coste "superior con respecto a la anterior edición en un 10%".

Finalmente, el desencuentro económico entre los organizadores y el nuevo equipo de gobierno, que achaca el problema a una mala gestión de Gegsa por parte del PSOE, ha motivado este traslado del torneo a Córdoba donde los responsables creen que "la notable experiencia de esta ciudad garantiza el éxito de la cita".

Una polémica que surge justo después del cruce de reproches entre los que mandan ahora en la ciudad por el supuesto "agujero" de medio millón que dejó la final de Copa de la Reina de fútbol (a la que por cierto asistieron todos los grupos políticos al palco) y la defensa de los socialistas, que cifraron el retorno de este evento en 6 millones.

Además, el alcalde de Granada, Luis Salvador, acusó también a su predecesor en el Ayuntamiento por haber propuesto "sin luz y taquígrafos y sin compromiso real por detrás" una aportación de 75.000 euros para los play off de ascenso a la Liga ACB en el caso de que el Fundación CB Granada hubiera llegado a esta cita.

Dos casos concretos que ponen en tela de juicio el futuro papel de Gegsa toda vez que las cuentas de la empresa municipal de eventos no se encuentran en su mejor momento según la actual responsable de este ente, Eva Martín, y la política del nuevo equipo de gobierno parece ser la de renunciar a diferentes eventos debido a que las arcas municipales andan igual de tocadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios