Seguridad Vial

El accidente de Bailén, un “fallo humano”

  • El director de seguridad de Alsa explica que una concatenación de factores condujo a la colisión

Los conductores de Alsa pasan exigentes pruebas de capacitación Los conductores de Alsa pasan exigentes pruebas de capacitación

Los conductores de Alsa pasan exigentes pruebas de capacitación / J. J. M.

2018 no fue un año de grato recuerdo para la compañía Alsa. Dos accidentes con el saldo de siete víctimas mortales que han sido “tremendos y trágicos” para nosotros, como comentó el director de seguridad de la compañía, Eduardo Mayoral para Granada Hoy. El más grave, con cinco fallecidos, ocurrió en septiembre en El Berrón (Asturias); mientras que el otro, con dos granadinas muertas, tuvo lugar en junio en Bailén, en el servicio entre Granada y Madrid.

En el caso del siniestro con las dos granadinas fallecidas, Mayoral desveló que para Alsa fue considerado como “evitable”, y en el que concurrieron varios “factores coincidentes que llevaron al accidente”.

Según el director de seguridad de Alsa, la compañía no ha podido determinar la causa del accidente de Bailén, aunque lo achacan a un “fallo claramente humano”. “Era un autobús prácticamente nuevo, con todas las medidas de seguridad”, y aunque “la tecnología ayuda, al final hay una persona que es la que conduce”. “El factor humano es absolutamente incontrolable. Esa es la conclusión a la que llegamos”, añadió el dirigente de Alsa.

El autobús (de la gama Premium de Alsa) en el que fallecieron una vecina de Granada y otra de Gójar disponía de todos los elementos de seguridad, “pero no actuaron”. El mismo vehículo había sido sometido a pruebas en el Inta de Madrid, según explicó Mayoral, y “llegamos a la conclusión de que funcionaron, pero el hecho de que el camión sólo ocupara unos centímetros del carril, evitó que los sistemas de frenado automático de los que iba dotado no actuaran correctamente”. “Intentamos ver hasta las últimas consecuencias si fallaron los sistemas del autobús, por lo que entonces pediríamos responsabilidades al fabricante”, arguyó.

La empresa determinó que los sistemas de seguridad no actuaron al estar el camión invadiendo levemente la calzada, pero no sabe el motivo del fallo en la conducción

Basados en una investigación interna y el informe de atestados de la Guardia Civil, una de las conclusiones a las que primero llegó la empresa de transporte es que “el conductor parece que no tuvo tiempo suficiente para ver ese camión que estaba detenido y deficientemente señalizado”.

“Nosotros tenemos conductores con habilidades y formación suficientes para poder afrontar este tipo de situaciones, pero por motivos que desgraciadamente no hemos podido concretar, parece que se produjo una conducción desatenta”, dijo Mayoral, que lamentó que “si hubiéramos tenido en ese vehículo el sistema que tenemos actualmente en el que queda todo registrado, hubiéramos podido determinar qué le ocurrió al conductor para no haber reaccionado a tiempo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios