Granada

Las altas temperaturas desbordan los servicios para personas sin hogar

  • Las plazas de la casa de acogida y el albergue municipal están al 100%

  • La capital activa un programa de pensiones para personas en riesgo

Estos días, en las calles de Granada, hay numerosas personas pidiendo a pesar de las altas temperaturas. Estos días, en las calles de Granada, hay numerosas personas pidiendo a pesar de las altas temperaturas.

Estos días, en las calles de Granada, hay numerosas personas pidiendo a pesar de las altas temperaturas. / reportaje gráfico: alba puga

Siempre que llega el invierno se disparan todas las alarmas. Decenas de personas duermen cada noche en las calles pese a las gélidas temperaturas que se dan en dicha estación. Ello motiva que se activen multitud de dispositivos de emergencia para protegerlas. Pero, ¿qué pasa cuando llega el verano y el sol derrite el asfalto? Las consecuencias de las altas temperaturas también son fatales para un colectivo que a veces no tiene más que un par de cartones para protegerse. Esta situación ha motivado que el Ayuntamiento de Granada tampoco baje la guardia en los meses de verano. Así, según explica la concejal de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, la capital continua trabajando con estas personas durante la estación estival.

Este año la situación es diferente a la de veranos pasados. Según explica Sánchez, normalmente estas personas se marchaban a otros puntos debido al extremo calor que hace en Granada. Sin embargo, en esta ocasión todos los recursos están al 100% de ocupación. Se refiere al albergue que cuenta con 36 plazas para hombres, a la casa de acogida que cuenta con 11 aunque en estos momentos hay doce mujeres debido a un caso de emergencia. Pero, también atienden a otras 14 personas dentro del programa para familias con problemas habitacionales por desahucio o personas refugiadas con menores.

Cada persona es un mundo por lo que la atención se debe adaptar a sus necesidades"

Por otra parte, la unidad móvil de Cruz Roja cuyos voluntarios peinan las calles en busca de personas sin techo, continúan haciendo su labor durante los meses de verano. Además de ofrecer algún alimento, este dispositivo suele brindar toda la información necesaria para ayudar a este colectivo que sobrevive a esta situación tan compleja. "Mantenemos los servicios que tenemos durante todo el año", indicó Sánchez, quien también recordó que, junto a estas prestaciones, también se están desarrollando el programa de pensiones. Normalmente en verano este proyecto no era necesario. Sin embargo, este año "está siendo especialmente duro con el sinhogarismo" explica Sánchez. Por eso, se sigue atendiendo a personas con esta iniciativa que da techo en una pensión de manera temporal. "En estos momentos tenemos a seis personas. Se les paga la pensión", dijo Sánchez quien recordó que se trata de personas que por su situación personal no pueden acudir a las casas de acogida y se les brinda esta oportunidad "y se les hacemos un seguimiento exhaustivo".

El perfil de estos usuarios es variado. Hay desde personas refugiadas a temporeros que vienen de paso por Granada con destino a la Costa para trabajar. "Cada usuario es un mundo y por tanto hay que atenderlo de forma diferente", indica Sánchez.

Además de estos servicios, los usuarios pueden seguir utilizando el Centro de Encuentro y Acogida de la calle Arandas que abre en horario de día y que ofrece algo para comer, servicio de lavandería o una sala de estar para pasar el día alejados del calor junto a una intervención social óptima.

En un futuro próximo el Ayuntamiento espera contar con más plazas. De hecho, la capital ha cambiado los convenios de colaboración con las organizaciones que gestionan el albergue y la casa de acogida para sacarlo a concurso público. Precisamente, uno de los requisitos de este nuevo contrato que se hará realiadad en enero contempla la ampliación de unas 15 plazas por servicio. Además, contempla intensificar la labor de la unidad móvil y un seguimiento más largo de los usuarios.

De forma paralela, el Ayuntamiento mantiene conversaciones con el Arzobispado para adoptar acuerdos que permitan usar distintos espacios para emergencias sociales. El acuerdo está muy avanzado hasta el punto de que en breve se llevará cabo la inspección técnica de las instalaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios