Granada

Los vecinos del Zaidín explotan: "No queremos más salones de juego"

  • La Asociación de vecinos del Zaidín entregó la semana pasada al Ayuntamiento casi 900 firmas para evitar la apertura del local de apuestas

Los vecinos del Zaidín explotan: "No queremos más salones de juego" Los vecinos del Zaidín explotan: "No queremos más salones de juego"

Los vecinos del Zaidín explotan: "No queremos más salones de juego" / G.H.

¿Salir de clase con tus hijos de la mano y toparte con un salón de juego? Para muchos vecinos del barrio del Zaidín, esta es una escena habitual. En la misma Avenida de Dílar se encuentran dos locales de apuestas en pleno funcionamiento desde las 8 de la mañana hasta altas horas de la madrugada. Son fáciles de reconocer: sus leds de colores deslumbran por las noches y su llamativa fachada llama la atención durante el día.

El jueves pasado, el presidente de la Asociación de Vecinos del Zaidín, Antonio Ruiz, envió un total de 859 firmas al alcalde de la ciudad, mostrando el rechazo de los habitantes del Zaidín ante la nueva apertura de un salón de juego. "Ponen las salas de juego en los barrios más deprimidos, donde más paro hay, sabiendo que el que tiene mucho dinero no va a esos sitios", comenta Antonio.

Señala además, que aunque no hay ninguna ley que prohíba la apertura de estos locales, sí que está en marcha una nueva regulación para las casas de apuestas: "Hasta que no se publique la nueva ley del juego impulsada por el gobierno central, no se deberían de conceder licencias". Añade que uno de los objetivos de la recogida de firmas es "retrasar lo máximo posible las obras y licencias para la apertura del local, al menos hasta que se publique la nueva normativa".

Solo 2 minutos a pie separan un colegio del nuevo salón de juego

Los vecinos del Zaidín explotan: "No queremos más salones de juego"

"Los casinos traen ruinas y miserias. Ya hay 4 locales de apuestas en el barrio, ¿para qué queremos más?"

En rojo, los salones de juego. En verde, los colegios cercanos. En rojo, los salones de juego. En verde, los colegios cercanos.

En rojo, los salones de juego. En verde, los colegios cercanos. / Google maps

Los dos salones de juego de la Avenida Dílar se suman a otros dos ubicados en Fontiveros y Avenida América, separados por apenas 200 metros. "Para la población joven esto es un peligro, crecer en este ambiente. El juego se vuelve su entretenimiento y pasan el día dentro de los salones", afirma Antonio Ruiz. Estos locales se caracterizan por estar completamente cerrados, no dejan entrar la luz del sol y en su interior parece no pasar el tiempo.

"Mientras haces apuestas, puedes ver partidos de fútbol y tomarte algo, pero hay veces en las que pierdes tanto dinero que no disfrutas"

Una de las atracciones de los locales es la ruleta Una de las atracciones de los locales es la ruleta

Una de las atracciones de los locales es la ruleta / G.H.

Las facilidades que los salones de juego ofrecen a sus clientes son tan amplias que muchos caen en la tentación y acaban jugando. En su mayoría hombres, los asiduos de estos locales pueden pasar varias horas al día dentro de los salones de juego, y ya no es necesario que vayan al cajero a retirar dinero, puesto que pueden sacar de su tarjeta en el mismo mostrador. 

Basta pasar un rato dentro para comprobar las cantidades de dinero que se mueven en apenas minutos. Uno de los jugadores grita emocionado mientras mira una de las pantallas. "El caballo 6 me paga 1.000 euros", mientras que otro se lamenta de su mala jugada en la ruleta. Hasta la siguiente jugada, el de la ruleta le comenta al otro apostador que está esperando que le ingresen su salario para apostarlo al fútbol. Todo esto mientras que en las máquinas suenan melodías que animan a seguir jugando.

Los riesgos del juego

La ludopatía no solo afecta económicamente a los jugadores, las consecuencias psicológicas son incluso más alarmantes. Basta con charlar con un par de vecinos del Zaidín para que alguno confiese amargamente su problema con el juego. Uno de ellos, comenta resignado que "durante años aposté a diario, perdí todo mi dinero, mi casa, mi mujer y mi familia. Me quedé solo y sin nada en los bolsillos. Soy ludópata y sé que los salones de juego van a conseguir que más gente acabe como yo".

"Soy ludópata y sé que los salones de juego van a conseguir que más gente acabe como yo".

Un señor mayor, indeciso dentro del local Un señor mayor, indeciso dentro del local

Un señor mayor, indeciso dentro del local / G.H.

Muchos de los vecinos del Zaidín no sabían de la apertura del nuevo local de apuestas, pese al esfuerzo de la Asociación presidida por Antonio Ruiz. Uno de ellos comenta que "los salones representan una tentación para los jóvenes y la gente humilde de este barrio, que acude constantemente a probar suerte". Otra señora mayor coincide en que "los más pobres van a ir a gastarse lo poco que tienen. Las casas de apuestas exprimen a la gente sin ningún tipo de conciencia, pero no me sorprende". 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios