Granada

El cajón de ingresos de "dudoso cobro" supera ya los 120 millones

  • El concejal de Economía asegura que se arrastran deudas de los 90

  • Se ha logrado reducir las prescripciones

La mayor parte de los impagos están motivados por multas. La mayor parte de los impagos están motivados por multas.

La mayor parte de los impagos están motivados por multas. / g. h.

Cada vez que una empresa quiebra o una persona recurre una multa, el Ayuntamiento de Granada deja de cobrar una cantidad económica. En ocasiones, el área de Economía es capaz de ingresar ese dinero con el paso del tiempo. Sin embargo, pasados cuatro años, esa cantidad pasa al cajón del "dudoso cobro". Un lugar que acumula impagos que ascienden a la friolera de 120 millones de euros tal y como desveló ayer el concejal de Economía, Baldomero Oliver.

En concreto, según detalló el edil, la capital ha dejado de ingresar en 2017 un total de 120.817.462 euros. Una cuantía que no forma parte exclusivamente de ese año si no de la acumulación de las cantidades perdidas en los anteriores. Por insólito que parezca hay impagos que se arrastran, incluso, desde los años noventa. Así, Oliver, quien explicó que la cifra ha aumentado respecto a 2016 -año que cerró con 112 millones-, destacó no obstante que se ha mejorado en los procesos para evitar que dichos cobros prescriban. Así, en 2016 se produjeron prescripciones por valor de 30 millones mientras que en 2017 solo 1,2 lo que da más margen para seguir "peleando" por el cobro.

La mayoría de las cantidades están motivadas por impagos de multas. Pero también hay situaciones de empresas que quiebran y dejan una deuda alas debilitadas arcas municipales. Así, la falta de cobro de estas cantidades escapa en ocasiones a la gestión del área de Economía. Esto ocurre, por ejemplo, cuando un ciudadano recurre una sanción y está inicia un largo proceso burocrático. El Ayuntamiento deja de ingresar esa cantidad hasta que finaliza el proceso. "Las cantidades más destacables son precisamente por las multas de tráfico", remarcó Oliver quien aseguró que no se puede achacar a una dejación de funciones exclusivamente en años pasados. No obstante, reconoció que tanto la gestión recaudatoria como la del cobro es "francamente mejorable". Para ello apuntó varias medidas que podrían revertir la situación como la modernización de la administración.

Un informe de 2016 también apuntó que hay impagos de tasas de quioscos instalados en la vía pública, licencias de apertura, derechos de examen, escombros, tasas por actuaciones urbanísticas, recogida de basuras y un largo etc. El análisis de las cantidades pendientes de pago es una pata más para la elaboración del presupuesto de 2018. El concejal de Economía insistió ayer de nuevo en que el Ayuntamiento no ha tirado la toalla y sigue trabajando con los técnicos de todas las áreas para cuadrar las cuentas.

Sin embargo, pese a este esfuerzo, la capital dará cuenta hoy de un decreto por el que se van a prorrogar los presupuestos de 2015 por tercer año consecutivo. Se trata de una medida "formal" atendiendo a las instrucciones de la Ley de Haciendas Locales. No obstante para los grupos de la oposición significa mucho más: es la prueba de que el equipo de Gobierno es incapaz de presentar unos presupuestos tras dos años al frente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios