Estudiar en la UGR

La carrera de la Universidad de Granada que unió a dos catorces

  • Matemáticas y Física atrae a la excelencia de los institutos, como demuestra su elevadísima nota de corte, la más alta de Andalucía

  • La Universidad se muestra convencida de que se mantendrán los datos de matrícula

  • Ha recibido 99.000 solicitudes para estudiar el próximo curso, 11.000 más que el pasado año

Hall de Ciencias, donde se imparte el doble grado de Matemáticas y Física.

Hall de Ciencias, donde se imparte el doble grado de Matemáticas y Física. / R. G.

Un año más, el doble grado de Matemáticas y Física que se imparte en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada se lleva el título de carrera más exigente –al menos a la hora de acceder– gracias a su elevadísima nota de corte. Los 21 preinscritos con plaza en esta titulación tienen, al menos, un 13,850 de nota. Ahí se ha quedado el corte este año, por encima del dato del pasado año y unas centésimas por encima del doble grado de Sevilla (13,775). Es, además, la nota de corte más alta que se exige para entrar en una universidad andaluza. Y entre los 21 admitidos hay dos que han elegido Granada con un imbatible 14 de nota para acceder a los estudios de grado. Esta calificación es la máxima que se puede obtener y abre todas las puertas en la universidad española, el máximo que se puede conseguir. Uno de ellos procede de Bachillerato, el otro de un Ciclo Formativo.

El doble grado, además de exigente en cuanto la nota de corte, es una de las titulaciones con una mayor demanda en relación con el número de plazas. Sumó 716 solicitudes, de las que 263 eligieron Granada como primera opción. El dato global permite calcular un promedio de 34 solicitantes por vacante.

La Universidad de Granada apenas cuenta con cuatro títulos en los campus de la provincia con plazas disponibles tras la primera adjudicación. Se trata de Geografía, Geología, Estudios Árabes e Información y Documentación. Este dato da idea de cómo ha ido esta primera fase del proceso. Durante los días de preinscripción se han recibido 99.012 solicitudes, de las que 20.655 han elegido a titulaciones de la UGR como primera opción. El pasado año, a estas alturas del proceso, eran 88.000 las peticiones formalizadas, 11.000 menos que en este extraño curso. “Esto pone de relieve la gran confianza del estudiantado en la oferta de grados la UGR”, destaca la institución.

El incremento ha sido generalizado en toda Andalucía y más que evidente en algunas titulaciones. Es el caso de Medicina, auténtico polo de atracción de talento estudiantil año tras año. El grado que se imparte en el PTS, con 253 vacantes de primero, suma 7.479 peticiones de acceso, de las que 2.684 eligieron Granada como primera opción. El global de más de 7.000 aspirantes supone un millar largo más de peticiones que las registradas el pasado curso (6.189). Estos datos arrojan una ratio de casi 30 solicitudes por cada una de las vacantes en primer curso. La de Granada es la Universidad más cotizada para estudiar Medicina. El resto de universidades andaluzas tienen una nota de corte sensiblemente más baja.

Otro título con un número destacadísimo de solicitudes es Enfermería, con 5.926 peticiones para 200 plazas. Psicología, con 300 vacantes, suma 5.275 preinscritos; mientras que Educación Primaria, con 490 puestos, suma 3.572 solicitantes. La palma de solicitudes por plaza se la lleva Nutrición Humana y Dietética y Ciencia y Tecnología de los Alimentos: 50 estudiantes por plaza.

Lo excepcional de los datos de preinscipción se explica, según el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la Universidad de Granada, José Antonio Naranjo, por el aumento del número de demandantes. Hubo más alumnos en la pasada Selectividad (algo más de 7.000 en la prueba organizada por la UGR entre los días 7 y 9 de julio) y eso ha propiciado un crecimiento en el número de peticiones de ingreso.

Sobre las notas de corte, que se han elevado en buena parte de las titulaciones que oferta la UGR, Naranjo advierte que la media de Bachillerato con la que la mayoría de los estudiantes optó a entrar en un grado en este proceso es prácticamente idéntica a la del pasado curso, 7,7. Este dato, sin embargo, es una media que puede enrasar tanto los expedientes excelentes como las notas más cercanas al 5, el mínimo para acceder a los estudios universitarios.

El proceso de preinscripción abre la puerta a la formalización de las matrículas. “No habrá descenso en el número de matriculados”, avanza Naranjo, convencido de que la UGR no se “resentirá” de las posibles consecuencias que pueda tener la crisis sanitaria en este terreno. “Ahora mismo sólo hay cuatro carreras con plazas libres”, razona el vicerrector. Es más, “podríamos incluso” incrementar el número de estudiantes matriculados, aduce el responsable de Estudiantes. La UGR cuenta para el próximo curso con 10.928 plazas de primer año y un plan de contingencia que prevé el inicio de las clases en un formato “multimodal” para cumplir con la normativa higiénico sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios