Granada

La catedrática granadina que aparece en el Trivial

  • El Colegio de Médicos de Granada celebro un acto de reconocimiento de María Castellano, un referente internacional

La catedrática granadina que aparece en el Trivial La catedrática granadina que aparece en el Trivial

La catedrática granadina que aparece en el Trivial

“¡Por favor, no me deis más homenajes!”. Así terminó ayer la catedrática granadina María Castellano su intervención en el acto de reconocimiento que el Colegio de Médicos de Granada organizó con motivo de la presentación de un libro sobre su figura.

María Castellano fue la primera mujer catedrática de una Facultad de Medicina y es un auténtico referente nacional e internacional en el ámbito de la Medicina Legal y Forense, hasta tal punto que su nombre es una respuesta del trivial y en el concurso Saber y Ganar fue una pregunta que se le hizo a los concursantes.

María Castellanos dijo sentirse abrumada y agradecida por tantos reconocimientos que le estaban haciendo en toda España y con su sonrisa y modestia que le caracteriza dijo esa frase con la que se titula este artículo y que hizo sonreír a todos los asistentes.

Por supuesto, aclaró, “lo digo desde la admiración y el cariño que tengo a todas aquellas instituciones y personas que me están agasajando”. Y es que además del Colegio de Médicos de Granada, María Castellano ha recibido en estos últimos meses el reconocimiento de la Universidad de Zaragoza (allí obtuvo la cátedra), el Colegio de Médicos de Jaén y la Organización Médica Colegial, que es la que se ha encargado de la edición del libro sobre su persona.

María Castellano habló en su intervención de su nacimiento y su infancia en una aldea de Jaén y de cuando decidió hacer Medicina en Granada, “donde tuve unos compañeros y unos profesores magníficos que hicieron que pensara que no me había equivocado en elegir la carrera”.

María Castellano aludió a una metáfora musical para analizar su vida. Dijo que al igual que en un piano hay teclas blancas y teclas negras y que ambas son necesarias para tocar una buena melodía, en su vida ha habido teclas blancas y teclas negras. “Las teclas blancas son aquellas que me han permitido ser feliz en mi trabajo y en mi vida. Creo que he recibido más de lo que he dado y tengo el privilegio de tener una gran fe que me ha hecho estar casi siempre llena de ilusión y de proyectos. Las teclas negras ya las sabéis, el fallecimiento de mi marido y mi hijo y mi enfermedad, circunstancias que me han hecho llorar en silencio, pero también fortalecerme ante las adversidades”.

Fueron varias las personas que intervinieron para resaltar la figura de la homenajeada. Enrique Villanueva Cañada, que ha sido el profesor y es un referente en la Medicina Legal, aludió a la carreta meteórica de María y se preguntó el porqué esta mujer concita tanta adhesiones y cariño y ningún rechazo. El mismo respondió que es “por su humildad, si bondad, su empatía y su capacidad para abrir cauces para el entendimiento”.

El presidente del Colegio de Médicos de Granada, Jorge Fernández, dijo que conocía desde hace tres años a María Castellano y que le había sorprendido de ella su “humildad a pesar de su gran trayectoria”. Y dijo que creía que había llegado a lo que había llegado por esa avidez y esa curiosidad por saber.

El vicerrector Fernando Cornet habló del programa ‘María Castellano’, una iniciativa dirigida a que los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) compaginen su actividad clínica, investigadora y docente en la comunidad y que permitirá incorporar en un plazo de cinco años 30 jóvenes profesores a la enseñanza de Medicina.

El presidente de la Real Academia de Medicina, Antonio Campos, dijo que María era una mujer de ideas, de ideales y muy pragmática “que tiene un sentido muy desarrollado sobre la amistad porque dona lo que es, lo que tiene y lo que hace”. La decana de la Facultad de Medicina, Aurora Valenzuela, también catedrática de Medicina Legal, dijo de su colega que todo lo que había conseguido había sido por méritos propios y destacó su honestidad profesional. “Una gran persona en un cuerpo menudo que nos ha dado mucho más que lo que nosotros le hemos dado”. El presidente de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero, tachó a María Castellano como un “patrimonio de la profesión médica” y dijo que a los colegios de médicos les interesa tener referentes como María Castellano. También dijo que no será el último homenaje que recibirá porque muchos colectivos han pedido para ella la Medalla de Andalucía.

El libro presentado se llama ‘María Castellano: médica, maestra y humanista” y ha sido coordinado por Ángel Hernández Gil y José María Rodríguez. Después de un prolongado aplauso por parte de los asistentes, la homenajeada cruzó los brazos sobre su pecho y con una lombriz de emoción en su garganta dio las gracias a todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios