Educación en Granada

Desde el cortijo al instituto, hasta una hora de ruta escolar en la Granada 'vaciada'

  • Los sindicatos critican la premura con la que Delegación quiere abordar los cambios en los centros rurales en los que se imparte Secundaria

Aula en el colegio rural de Bérchules. Aula en el colegio rural de Bérchules.

Aula en el colegio rural de Bérchules. / R. G.

Irene Avivar, madre de un alumno matriculado en Torvizcón y otro en el IES de Órgiva, detalla la ruta que diariamente siguen los alumnos que estudian en el instituto. El bus escolar parte de Notáez, pasa por Almegíjar, se para en Torvizcón donde recoge a los alumnos de esa localidad más los que vienen en microbus desde Alcázar y algunos cortijos de La Contraviesa –otros van al centro de Albuñol– y de ahí a Órgiva. “Es una hora de autobús, todos los días. Y el microbús va por pista de tierra”. Salen a las siete de la mañana para entrar en clase a las ocho y llegan a las cuatro, indica esta madre, que está en contra de que el colegio de Torvizcón deje de ser Semi D y pase a impartir únicamente Primaria, tal y como propone la Consejería de Educación. Asegura que ninguna familia va a con sus vehículos particulares al centro de Órgiva para que sus hijos estudien allí los dos primeros cursos de ESO.

En Benalúa de las Villas los alumnos a partir de tercero de Secundaria se desplazan a Iznalloz. Son 40 minutos la ida, más 40 la vuelta. Fuentes conocedoras de la realidad del centro indican que es “algo excepcional” que una familia opte por llevar a su hijo desde primero de Secundaria a Iznalloz. Este Semi D desdobló este curso la unidad de ESO. Tienen una clase para primero y otra para segundo. Otros Semi D también ha desdoblado este curso: en el Al Dehecun de Dehesas de Guadix; Las Alhomas de Zujaira; La Inmaculada de Salar; o el Pío XII de Torrenueva, también se han creado unidades de ESO porque la demanda superaba la ratio de 15 alumnos por clase. Ahora mismo, estos centros, como todos los demás que en Granada tienen la consideración de Semi D, esperan la decisión de la Consejería de Educación, dispuesta a trasladar a los alumnos de primero y segundo de ESO de estos colegios a los institutos más cercanos.

El próximo sábado 18 las asociaciones de padres y madres de alumnos de estos centros están convocados a una reunión informativa con el delegado territorial, Antonio Jesús Castillo. Las AMPAS critican que únicamente podrá entrar un representante por colegio. En esta reunión el delegado explicará el “problema normativo” que, asegura, está detrás de la posible supresión de los dos cursos de ESO de estos colegios, todos ellos en zonas rurales.

Ante esta medida, los sindicatos CSIF, ANPE, UGT y CCOO señalaron esta mañana que la Delegación ha actuado con “precipitación” e instaron a Educación a analizar la situación de los centros antes de tomar la decisión. “Exigimos un análisis detallado”, indicó Mercedes González, de CCOO. “No se ha permitido la participación de la comunidad educativa”, indicó sobre los últimos movimientos en Educación. González, también criticó que falta un “marco normativo” e información. Los cuatro sindicatos indicaron que “no descartamos movilizaciones” si se pierden unidades o si no se garantizan los derechos de los docentes de estos centros.

Manuel Pérez (ANPE), Manuel Pérez García (CSIF), María José Romero (UGT) y Mercedes González (CCOO). Manuel Pérez (ANPE), Manuel Pérez García (CSIF), María José Romero (UGT) y Mercedes González (CCOO).

Manuel Pérez (ANPE), Manuel Pérez García (CSIF), María José Romero (UGT) y Mercedes González (CCOO). / Álex Cámara

Sobre el menor rendimiento académico que el delegado indicó que tienen los alumnos de los Semi D, María José Romero, de UGT, aseguró que la afirmación es “una osadía” y que “los docentes están preparados”.

ANPE, a través de Manuel Pérez, reseñó la necesidad de “partir de un estudio de la realidad y hacer una propuesta realista”. En este sentido, desde los sindicatos se indicó la posibilidad de crear institutos para acortar los tiempos de desplazamientos a los IES que en la actualidad recogen a los alumnos de estos colegios con primero y segundo de la ESO. Según Pérez, se podría aplicar el modelo de CEIPSO (Centro de Educación Infantil, Primaria y Secundaria) que Delegación también quiere aplicar de cara a futuro al menos en el Gallego Burín y el Federico García Lorca de la capital. En estos centros se accedería a los 3 años y se completaría toda la formación obligatoria, hasta los 16 años.

Los sindicatos indicaron que este tipo de cambios ahora propuestos no han contado con los representantes de los trabajadores. Así lo manifestó Manuel Pérez García, de CSIF Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios