Granada

El futuro de Inagra, a debate tras 50 años recogiendo la basura

  • Granada es la tercera ciudad española donde es más caro el servicio de recogida

  • Asumir la gestión del servicio por el Ayuntamiento como en Córdoba es una de las opciones

Tareas de limpieza en el Paseo del Salón. Tareas de limpieza en el Paseo del Salón.

Tareas de limpieza en el Paseo del Salón. / GRANADA HOY

Salir a tirar la basura por las noches. Cualquier ser con un mínimo de civismo repite el mismo proceso al menos una vez cada día. El gesto es el mismo en todos los sitios, pero lo que le cuesta a cada vecino abrir el cubo para depositar la bolsa no es, mi mucho menos el mismo. Un reciente estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) detectó un desfase de un 600% en el coste de la tasa de basuras en ciudades españolas, y Granada estaba en el top 3 de las más caras: 142 euros al año, en tercera posición tras dos provincias que están entre las diez con mayor renta per cápita de España: San Sebastián (176 euros) y Girona (164). Un precio demasiado elevado para la capital en comparación con otros municipios y ciudades de más de 150.000 habitantes, en la que Granada destaca por sus bajos rendimientos en cuanto a eficiencia del servicio, tanto de recogida de basuras, como de limpieza viaria,s egún los estudios.

La confrontación de lo que cuesta la limpieza en Granada con respecto a las ciudades de su entorno más cercano resulta más perturbador aún. La recogida de basuras cuesta en la capital 25 euros más al año que en Almería, 51 más que en Jaén, y 63 más que en Córdoba. De Málaga no existen esos datos puesto que el impuesto no está recogido dentro de sus ordenanzas municipales y se incluye el servicio dentro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Pero hay más datos que cuestionan la eficacia del precio que pagan los ciudadanos por la higiene de la capital con los resultados del servicio. Dentro del elevado valor del importe medio de la tasa de recogidas, Granada también aparece en los estudios como la capital con peor baremo en el coste efectivo por habitante al año, que prácticamente dobla la media nacional situada en 48 euros por los 97 de Granada. Esto hace que la ciudad sea también la población española en la que más cuesta colocar un contenedor: 5.679 euros al año, según datos del Ministerio de Hacienda.

A la luz de estos indicadores, el grupo municipal de Vamos Granada, encabezado por Marta Gutiérrez, anunció la pasada semana que, de cara al Pleno del Ayuntamiento de Granada del próximo viernes, presentará una moción con la que pretende obtener el apoyo de los concejales y comenzar un proceso de municipalización de la empresa Inagra, la encargada de realizar la limpieza integral de la ciudad, para así acabar con los desfases y los altos precios que pagan los granadinos por este servicio. En su defecto, propondrán la creación de una nueva empresa municipal si así fuera menester.

El grupo pone como ejemplos de buena gestión del servicio de limpieza las ciudades de Córdoba y Málaga, en especial la ciudad califal. En ella, la compañía Sadeco ejerce como empresa municipal de saneamiento desde el año 1986 y su titularidad es completamente pública. En su página web presume de su singularidad, afirmando que son un "ejemplo de la decidida apuesta por lo público de los Gobiernos municipales de Córdoba", en la que han gobernado de forma alternativa tanto la derecha como la izquierda manteniendo siempre la idiosincrasia de la empresa.

Los datos en comparación con Granada y Córdoba resultan reveladores. En el coste efectivo de recogida de residuos, a los cordobeses les sale 53 euros más barato que a los granadinos, y la reducción en coste por contenedor es un 32% más barato. Sadeco tiene una media del 21% de ahorro en los costes de todos sus servicios con respecto a las ciudades españolas con una población superior a los 150.000 habitantes. Esa cifra, en confrontación con Granada, se amplía al 40%, según Vamos.

Teniendo en cuenta todos estos datos, si Granada finalmente optara por asumir un modelo de gestión de basuras como el que hay en Córdoba y se elcanzara su nivel de eficiencia, la capital ahorraría más de 16 millones de euros porque la factura total bajaría de los 34 millones actuales a 18,9 si el servicio pasara de costar 144 por habitante a los 79 que se pagan en Córdoba.

Por este motivo, en la moción presentada por el partido, en su tercer punto habla de abrir incluso una comunicación fluida con la propia Sadeco para que esta pueda ofrecer información sobre su funcionamiento al Ayuntamiento de Granada, y si su modelo podría llegar a replicarse tanto si se creara una nueva empresa municipal de limpieza, o transformar Inagra en un copia de Sadeco.

Esta propuesta llega además a las puertas del final del contrato del Ayuntamiento de Granada con Inagra (acrónimo de la empresa Ingeniería Ambiental Granadina), que expira el 31 de diciembre de 2020. La vinculación entre ambas instituciones se ha prorrogado y ha sufrido modificaciones a lo largo del tiempo, ya que la relación data del año 1970 a través de la empresa Sercon. La actual Inagra, creada por los fundadores de la primera en 1985, se encuentra bajo el control de Ferrovial desde el año 2004, y el Ayuntamiento mantiene una participación del 20% en la misma. Aprovechar el final de esta relación para replantearla, tal y como funciona en Córdoba o está pasando en Málaga, es la finalidad de la moción. El servicio de recogida de basura y limpieza viaria supone el contrato más importante del Consistorio, que se eleva hasta los 40 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios