Granada

La ‘limpieza de sangre’ en corrupción, caballo de batalla entre PP y PSOE

  • El PSOE pide 3 años de cárcel para los exconcejales del PP imputados en el caso Emucesa

La ‘limpieza de sangre’ en corrupción, caballo de batalla entre PP y PSOE La ‘limpieza de sangre’ en corrupción, caballo de batalla entre PP y PSOE

La ‘limpieza de sangre’ en corrupción, caballo de batalla entre PP y PSOE

La limpieza de sangre en materia de corrupción está siendo el caballo de batalla entre PSOE y PP antes del pleno del sábado del que saldrá el alcalde de Granada para los próximos 4 años. Cs y Vox exigen un historial impoluto y en estos días el juego es limpiar la geneología judicial por un lado y atacar al contrario por esto mismo.

Con el veto de Cs al alcalde en funciones por su imputación en un caso de su etapa como delegado de la Junta, el PSOE está subrayando en rojo estos días los casos de presunta corrupción de los populares en la etapa de José Torres Hurtado con Sebastián Pérez como teniente de alcalde.

La última andanada ha sido el anuncio de que el PSOE, que está personado como acusación popular en el llamado caso Emucesa, ha solicitado la pena de tres años de prisión y 19 años de inhabilitación especial para el exconcejal del PP de Granada Eduardo Moral y para la hasta ahora concejal de este mismo partido María Francés, que no renovará en la nueva corporación surgida tras las elecciones municipales.

Y el PP contestó de inmediato a través del portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Fuentes, que señaló que Paco Cuenca es un alcalde “desesperado” e “incapaz de aceptar su marcha” y que intenta “desprestigiar al PP”, por lo que le invitó “a empezar a recoger su despacho” porque “esta ciudad”, según dijo, “no se merece un alcalde con esta actitud tan despreciable”.

Fuentes pidió a Cuenca que “acepte que su tiempo se ha acabado” y que estos tres años han sido “un inmerecido regalo del destino que no ha sabido aprovechar para ganar los votos suficientes que le permitan gobernar debido, fundamentalmente, a la parálisis y la falta de consenso que han marcado su gestión”.

“Entendemos el nerviosismo de Cuenca que sabe que su mandato está agotado pero lo que no puede hacer el PSOE es cargar contra el renovado equipo del PP que ha trabajado todos estos meses”, concluyó Fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios