Municipal

El nuevo gobierno de Granada se pone a prueba este viernes con el pleno de organización

  • PP y Cs buscan el respaldo a su estructura municipal con la asignación de las dedicaciones exclusivas de los concejales

Foto de familia de los 27 concejales del nuevo Ayuntamiento, tras la toma de posesión del alcalde. Foto de familia de los 27 concejales del nuevo Ayuntamiento, tras la toma de posesión del alcalde.

Foto de familia de los 27 concejales del nuevo Ayuntamiento, tras la toma de posesión del alcalde. / Álex Cámara

Viernes 19 de julio a las 10:00 horas. Esta es la fecha en la que finalmente se celebrará el pleno de organización del Ayuntamiento de Granada. Esta cita se postula como la primera prueba para PP y Cs, quienes durante los últimos días buscan, a través de la asignación de las dedicaciones exclusivas de los concejales, el respaldo necesario para sacar adelante la estructura de gobierno que han planteado.

Para que salga adelante esta reestructuración, el nuevo equipo de gobierno necesita tres votos más para sumar mayoría, algo que se ha puesto en tela de juicio después de que Vox anunciase hace semanas su 'ruptura' con PP y Cs tras "haberse incumplido" el pacto al que habrían llegado para la investidura y que llegase incluso a amenazar con una posible moción de censura. Precisamente, tras este anuncio, el PSOE instó a la formación de Onofre Miralles -portavoz de Vox- a que se "retraten" y voten no a la estructura de gobierno diseñada por PP y Cs.

Ante ello, como ya ha adelantado este martes Granada Hoy, el gobierno municipal está negociando durante estos días con lo que podría denominarse su 'As' bajo la manga: las dedicaciones exclusivas de los concejales. Y es que tan sólo 18 de los 27 ediles electos pueden quedar liberados en sus trabajos y cobrar de forma íntegra el sueldo de concejal para ejercer la política.

De ellos, tienen prioridad los que regentan áreas de gobierno, es decir, los once concejales que suman PP y Cs, por lo que quedarían siete a repartir entre PSOE, Podemos-IU y Vox, que se repartirían esas dedicaciones exclusivas en función de su representación. En este sentido, los socialistas podrían estar negociando un cuarto edil liberado, mientras que Vox y Adelante se jugarían tener dos en cada caso. 

Esta es la principal baza que está jugando el gobierno municipal para que salgan adelante, entre otras cuestiones, los cargos directivos designados, el régimen de sesiones, retribuciones o la composición de órganos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios